WIKILEAKS

Assange: “No quiero someterme a una extradición por haber hecho un periodismo que protegió a mucha gente»

Assange compareció este jueves mediante videoconferencia ante la Corte de Magistrados de Westminster, donde se inició el proceso sobre su entrega a Washington.

Assange: “No quiero someterme a una extradición por haber hecho un periodismo que protegió a mucha gente"
Assange: “No quiero someterme a una extradición por haber hecho un periodismo que protegió a mucha gente»

El fundador de WiliLeaks, Julian Assange, detenido en el Reino Unido desde el pasado 11 de abril, denegó formalmente este jueves ante un tribunal de Londres su «consentimiento» a la petición de extradición de Estados Unidos.

Assange compareció mediante videoconferencia ante la Corte de Magistrados de Westminster, donde se inició el proceso sobre su entrega a Washington, tras haber sido condenado por otro tribunal británico a 50 semanas de cárcel por violar las condiciones de libertad condicional en este país en 2012.

50 semanas de cárcel para Assange por violar libertad bajo fianza en Reino Unido

El alegato de la defensa del fundador de Wikileaks no convenció a la Justicia británica que le…

«No quiero someterme a una extradición por haber hecho un periodismo que ha ganado muchos reconocimientos y ha protegido a muchas personas», expresó.

Durante la vista, el juez Michael Snow determinó que el informático australiano deberá comparecer nuevamente, también mediante el sistema de videoconferencia, el próximo día 30 de mayo.

La extradición o no de Julian Assange a Estados Unidos es un tema que preocupa a sus defensores desde que abandonó la embajada ecuatoriana en Londres. En abril cerca de 40 europarlamentarios firman una carta destinada a la primera ministra británica, Theresa May, en la que denuncian que la detención del fundador de Wikileaks es una «caza político-legal por parte de las autoridades estadounidenses».

En ese sentido pedían la liberación del hacker, así como que dé asilo político al fundador de Wikileaks.

Acusación

Assange teme ser extraditado a Estados Unidos y enfrentarse a una posible pena de muerte por la difusión de cables diplomáticos confidenciales de la Administración estadounidense en 2010, los cuales fueron filtrados por la soldado Chelsea Manning, antigua analista de inteligencia y ahora en prisión.

Estados Unidos acusa al periodista australiano de conspiración para infiltrarse en ordenadores, al acordar descifrar la clave de un ordenador del Pentágono con información clasificada, según divulgó recientemente el Ejecutivo norteamericano.

Washington sostiene que en marzo de 2010, el australiano se coordinó con la exsoldado Chelsea Manning a fin de acceder a material clasificado del Gobierno.

Esa colaboración propició la filtración a través de WikiLeaks de más de 700.000 documentos clasificados como secretos sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado.

Estados Unidos considera que Assange no fue un simple receptor de esa informació, sino que trabajó con Manning en equipo para acceder a los datos y dificultar la identificación del origen de la filtración.

La abogada de Assange, Jennifer Robinson, se refirió a esa acusación a la salida de la audiencia y dijo que “trata sobre interceptaciones ilegales”.

“Este caso va de un periodista y de un editor que mantuvieron conversaciones con una fuente acerca de acceder a un material; alentaron a esa fuente a proporcionar material y hablaron con esa fuente sobre cómo proteger sus identidades”, expresó.

Al tiempo que resaltó que “ésta es una actividad protegida en la que se ven involucrados los periodistas todo el tiempo”, al tiempo que advirtió de que la potencial prosecución y extradición de Assange por esas actividades supondrían “un enfriamiento masivo para el periodismo de investigación de todo el mundo”.

Por su parte el director de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, explicó a la CNN que «la extradición está basada en una ofensa menor que puede ser castigada con cinco años de de cárcel».

«Básicamente, lo consideramos como una estrategia para poder presentar luego más cargos contra él. Todo parece indicar que podría ser acusado de violar la Ley de Espionaje del 1970, que prevé incluso la pena de muerte», agregó.

A las afueras de la audiencia un grupo de defensores del periodista se reunió bajo el lema: “Apartad las manos de Assange, EEUU, Reino Unido”.

Cabe recordar que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró en todo momento condición por la que permitían el arresto del australiano era la de no ser extraditado a un país con pena capital.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje