CORONAVIRUS

Crece la evidencia que sugiere que la hidroxicloroquina no funciona contra el COVID-19

Hasta ahora, distintos estudios de laboratorio han concluído que el medicamento contra la malaria no tiene resultados positivos con el coronavirus.

hidroxicloroquina

La hidroxicloroquina es un medicamento antimalárico que ha sido respaldado por algunos, incluyendo el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su par brasileño Jair Bolsonaro. Ambos gobiernos han gastado millones de dólares en comprar grandes cantidades de dosis del fármaco para tratar a pacientes contagiados de coronavirus.

Sin embargo, sigue creciendo la evidencia científica que sugiere que, si bien es efectivo contra la malaria, no tiene ningún resultado positivo contra el COVID-19.

Según publica el portal científico Sciences News, un grupo de investigadores iraníes examinaron seis distintos estudios científicos -algunos hechos en China y Francia- y encontraron que estos había sugerido de forma preliminar que la hidroxicloroquina acortaba ligeramente el tiempo de recuperación. Los seis estudios compararon el tratamiento con hidroxicloroquina con la atención estándar, que puede incluir monitoreo, fluidos, oxígeno y otros procedimientos de apoyo según sea necesario. Al final, la conclusión terminó apuntando en el sentido contrario: en todos los estudios, no hubo diferencias estadísticamente relevantes en los resultados de los pacientes que tomaron hidroxicloroquina y los que no, según publicaron los iraníes el 20 de abril en el portal medRxiv.org para revisar por pares.

Algunas pocas personas que tomaron el medicamento mostraron pulmones más limpios en comparación con aquellos que se sometieron a un tratamiento estándar. Sin embargo, el número de pacientes que respondieron positivamente a los efectos del fármaco no fueron estadísticamente significativos.

Más evidencia

Lo concluído en el anterior análisis no es aislado y, más bien, la cantidad de evidencia que apunta en el mismo sentido es creciente. investigadores de Carolina del Sur y Virginia, en Estados Unidos, examinaron los registros de 368 pacientes varones contagiados con COVID-19 internados ​​en los centros médicos de la Administración de Salud de Veteranos de EE.UU. entre el 9 de marzo y el 11 de abril. Ese estudio retrospectivo tampoco mostró ningún beneficio al tomar hidroxicloroquina sola o en combinación con azitromicina para tratar la enfermedad versus la atención estándar.

La azitromicina es un antibiótico que también funciona para amortiguar la inflamación. Algunos estudios lo están probando en combinación con hidroxicloroquina. Ese equipo también descubrió que había más muertes entre los hombres que tomaban hidroxicloroquina en comparación con aquellos que no tomaban el medicamento. La hidroxicloroquina más azitromicina no se asoció con una mayor tasa de mortalidad.

Sumado a todo lo anterior, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos desaconsejaron formalmente a los médicos del país y del mundo aplicar a pacientes con coronavirus el tratamiento que combina hidroxicloroquina y azitromicina por los severos riesgos que puede conllevar para el corazón.

“A excepción del contexto de ensayos clínicos, el panel (…) recomienda no utilizar los medicamentos siguientes para el tratamiento de la COVID-19: la combinación de hidroxicloroquina y azitromicina, debido a potenciales toxicidades”, advirtió el grupo en directivas clínicas publicadas el martes, que también desaconsejan la medicación contra el VIH lopinavir/ritonavir.

Actualmente, ningún medicamento ha demostrado ser seguro y eficaz para tratar la COVID-19”, subrayó el grupo de expertos.

El más connotado promotor de la mezcla de hidroxicloroquina y azitromicina es el científico francés Didier Raoult, quien ha denunciado ser censurado y es criticado por gran parte de la comunidad científica mundial. Según él, «es inmoral no administrar» estos medicamentos a las personas con COVID-19. Ha sido criticado además por hacer pruebas demasiado pequeñas (un estudio solo contó con 24 pacientes y no tuvo grupo de control con placebo para comparar resultados), algo que la ONU ha dicho es riesgoso y ofrece «falsas esperanzas» al no poder ser considerado concluyente.

Efectos secundarios

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos alerta que estos son los posibles efectos secundarios leves o fuertes de la hidroxicloroquina:

  • dolor de cabeza (cefalea)
  • mareos
  • pérdida del apetito
  • malestar estomacal
  • diarrea
  • dolor de estómago
  • vómitos
  • sarpullido (erupciones en la piel)

Si se experimenta cualquiera de los siguientes síntomas, llame a su doctor de inmediato:

  • problemas para ver o leer (palabras, cartas o partes de objetos)
  • sensibilidad a la luz
  • visión borrosa a distancia
  • visión de destellos luminosos o rayas
  • problemas para escuchar
  • silbido en los oídos
  • debilidad muscular
  • hemorragias o moretones inusuales en la piel
  • decoloración o pérdida del cabello
  • cambio en el estado de ánimo
  • palpitaciones irregulares
  • somnolencia (sueño)
  • convulsiones
Carlos Loría
Leé más artículos de Enredad@s

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje