5 horas menos

Chile se encamina a discutir la reducción de la semana laboral a 40 horas

El proyecto, rechazado por sectores derechistas y empresariales, propone un plazo de cinco años para que las empresas se adapten al cambio con tiempo.

Boric impulsa el proyecto para reducir a 40 horas la semana laboral. Foto: Twitter / Gabriel Boric
Boric impulsa el proyecto para reducir a 40 horas la semana laboral. Foto: Twitter / Gabriel Boric

El presidente chileno, Gabriel Boric, anunció el pasado 23 de agosto el retome de las discusiones para reducir la jornada laboral que, actualmente, totaliza 45 horas semanales. La idea, dijo el mandatario, es reducirla a 40 en los próximos 5 años.

El proyecto de ley ha estado durmiendo desde que fue presentado por la legisladora Camila Vallejo en 2017 -por entonces diputada comunista, y ahora portavoz del gobierno-, porque ha enfrentado una seguidilla de trabas por parte de sectores con intereses para que no avance.

Los sectores empresariales y los partidos de la derecha y libertarios se han opuesto rotundamente a esta idea, asegurando que dañaría la economía, pero Vallejo cree que “es el momento para cumplir (la promesa) no solamente porque muchos de quienes impulsamos este proyecto estamos en el Gobierno, sino porque veo mucha más gente presente, de distintos sectores”.

Y añadió: “Lo que implican las 40 Horas no solo es más tiempo con la familia, también es planificar de mejor forma las jornadas y el desempeño de las empresas cambia, mejora”, añadió.

Es ahora que Boric lo reaviva dándole carácter de “suma urgencia” para que sea debatido con prioridad en el Congreso chileno. Esta orden ejecutiva obliga a los legisladores a examinar el proyecto con premura, colocándolo en la cima de la lista de temas a tratar.

Antes de aprobarlo o rechazarlo, los parlamentarios deben discutir si hay modificaciones a introducir al texto del Poder Ejecutivo de Boric, entre las que ya se maneja la posibilidad de ampliación de horarios a ciertas categorías laborales que lo requieran.

“Este es un proyecto pro-familia, que apunta al buen vivir, y no me cabe ninguna duda de que estas mejoras son medios indispensables para acercarnos a un nuevo Chile que sea más justo e inclusivo”, declaró el mandatario progresista en un acto en el palacio presidencial La Moneda este martes.

Adaptarse con tiempo

El periodo de cinco años, planteado en el texto original, tiene como intención que las empresas puedan ir adaptándose al cambio paulatinamente, sin que este cambio afecte su productividad.

“Hay empresas que se han ido adelantando y han demostrado que a veces no se requiere de una ley para avanzar en mejor calidad de vida, sino también la disposición y diálogo social”, añadió Boric.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje