¿hora del recambio?

Netanyahu intenta desesperadamente impedir su destitución, que para la oposición es inminente

El líder político israelí intentaba este domingo maniobrar para evitar caer en desgracia y ser destituido del gobierno, tras cuatro intentos fallidos de conformar gobierno en dos años.

Foto: Twitter / Benjamin Netanyahu
Foto: Twitter / Benjamin Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se acerca peligrosamente desde este domingo a ser destituido por el bloque opositor que busca un cambio urgente tras cuatro intentos fallidos del líder derechista de conformar gobierno en dos años.

Los políticos opositores llevan ya varias jornadas de intensas conversaciones antes de la fecha límite del miércoles por la noche ya que rige ahora un calmo pero tenso alto el fuego tras el último conflicto militar mortal con el grupo islamista Hamas en la Franja de Gaza.

Netanyahu, de 71 años, se enfrenta además a un juicio por cargos de fraude, aceptación de sobornos y abuso de confianza, pero eso no le ha truncado sus obstinados esfuerzos por mantenerse en el poder.

Después de una votación inconclusa en marzo en la que el partido Likud de Netanyahu obtuvo la mayor cantidad de escaños pero nuevamente no logró formar un gobierno, el ex presentador de televisión Yair Lapid ahora está tratando de construir una coalición de oposición que entienden es inminente.

Lapid, ubicado más al centro en el espectro político, intenta conseguir el espaldarazo de nacionalistas de línea dura como Naftali Bennett, máximo representante del partido Nueva Derecha y exlíder del partido Casa Judía, un movimiento de extrema derecha sionista y judío supremacista, pero también quiere conseguir que lo secunden legisladores de los sectores árabe-israelíes.

Lapid ha ofrecido ya a Bennett la posibilidad de compartir el cargo de primer ministro de manera rotativa a partida triple, junto con Gideon Saar (Nuevo Horizonte). Asimismo ha estado en negociaciones con el partido centrista Azul y Blanco de Benny Gantz, el partido Nueva Esperanza, el movimiento Yisrael Beitenu de Avigdor Liberman, y el laborista y el moderado partido Meretz. Pero para lograr conformar una coalición suficiente para destituir al actual primer ministro también necesita el respaldo de los sectores defensores de las colonias y asentamientos judíos en territorio palestino, así como de diputados árabe israelíes de ascendencia palestina.

Netanyahu, que ha estado en el cargo por 12 años consecutivos tras un mandato anterior de 3 años, también intenta ganarse el beneplácito de Bennett intentando establecer con él su propia alianza.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje