BRASIL

Brasil supera a China en número de muertos por coronavirus: “Lo lamento, ¿qué quieren que haga?”, dice Bolsonaro

El mandatario ha sido duramente criticado por su deficiente manejo de la pandemia y de su posición negacionista de la ciencia.

Bolsonaro saluda a la prensa a su regreso de Miami. Foto: Palacio do Planalto
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Palacio do Planalto

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, volvió a ser tema después de que dijera que no puede hacer mucho ante el aumento vertiginoso de los fallecidos por coronavirus en su país.

Según recoge el portal World Meters que se especializa en recabar toda la información oficial mundial sobre coronavirus, el gigante sudamericano ha tenido 73.235 casos de COVID-19 de los cuales se mantienen activos 35.608; de estos, 27.290 (77%) están en condiciones leves y 8.318 (23%) en estado grave o crítico.

De los 37.627 que están etiquetados como «casos cerrados», 35.544 (86%) se han recuperado y 5.083 (14%) han fallecido por complicaciones derivadas de la enfermedad.

Brasil con más fallecidos por la pandemia que China, donde fue el epicentro, Bolsonaro expresó que «Lo lamento, pero ¿qué puedo hacer?», aseveró el mandatario quien ironizó que no puede hacer milagros aunque su segundo nombre se traduce como «Mesías» (Messias).

Bolsonaro también dijo lamentar la situación sanitaria del país y expresó su “solidaridad a las familias que perdieron seres queridos”. Pero sigue relativizando la mortal pandemia: «así es la vida”. “Mañana seré yo. Lógicamente, uno quiere tener una muerte digna y dejar una buena historia”, acotó.

Corte Suprema de Brasil ordena investigar a Bolsonaro tras acusaciones de Sergio Moro

Sergio Moro renunció al Ministerio de Justicia acusando a Bolsonaro de querer manipular…

Solo en su gobierno, en Brasil y en el mundo

El mandatario ultraderechista y militarista se ha quedado solo negando la existencia de una pandemia. Antes, estaba en un selecto grupo de presidentes populistas de izquierda y de derecha que se fueron saliendo del club: Andrés Manuel López Obrador, mandatario de México, ha virado bruscamente sus políticas y ha dejado de rebajar la importancia de la crisis sanitaria global.

Lo mismo le pasó al primer ministro británico, Boris Johnson, a quien la realidad le dio un duro golpe al contagiarse de COVID-19 y verse en condiciones críticas por unos días. Antes de caer golpeado por el virus llegó a decir que la ciudadanía debería desarrollar una «inmunidad colectiva» y que todos deberían irse contagiando poco a poco. Ahora, su gobierno sostiene duras medidas de confinamiento a fin de tratar -un poco tarde- de aplanar la curva de contagios para no colapsar los sistemas de salud pública.

Dentro de Brasil, Bolsonaro ha sido criticado por la oposición, por gobernadores estatales y por los mismos integrantes de su gobierno por el paupérrimo manejo de la crisis y por ignorar sistemáticamente el consejo de médicos y virólogos.

Uno de sus críticos, el exministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, vio rodar su cabeza por apoyar las cuarentenas instauradas por los distintos Estados brasileños, algo a lo que Bolsonaro se opone férreamente. En su lugar, colocó al médico Nelson Teich, quien dijo estar «totalmente alineado» a la posición de Bolsonaro respecto a la pandemia, pero ha tenido que cambiar su discurso. «La curva viene creciendo y hay un agravamiento, una evolución de la curva hacia arriba», dijo Teich, y agregó que eso es «una tendencia».

Bolsonaro declinó comentar directamente la declaración de Teich pero insistió en que “va a haber muertes” y subrayó que “nadie negó” que eso sucedería.

El Ministerio de Salud calcula que el pico de la pandemia en el país de 209 millones de habitantes tendrá lugar entre mayo y junio.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje