RSE

Diplomacia Corporativa y Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

La Cámara de Comercio Inter-Regional CARICOM - MERCOSUR (CCICAME), se convirtió en pionera como cámara de comercio bilateral inter – regional de Latinoamérica y el Caribe en adherir a los Principios sobre Responsabilidad Social Empresarial que promueve el Pacto Global de las Naciones Unidas.

pacto

La Cámara de Comercio Inter – Regional CARICOM – MERCOSUR (CCICAME), que impulsa la promoción del comercio y servicios entre empresas y/o instituciones de los países miembros del Mercado Común del Caribe y del Mercado Común del Sur, anunció desde su Secretaria Ejecutiva en la persona de su presidente y representante Regional, Nelson Simatovich, la satisfacción por haber enviado la comunicación oficial de la incorporación de la CCICAME al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

En este sentido el representante Regional, Nelson Simatovich, recordó la génesis del  “Pacto Mundial de las Naciones Unidas” en materia de responsabilidad social de las empresas, que fue lanzado en su momento por el secretario General de la ONU de la época, Kofi Annan, ante el World Economic Forum (WEF) en Davos, el 31 de Enero de 1999.

Su fase operativa comenzó el 26 de julio de 2000, cuando el mismo secretario General hizo una llamada a los líderes y responsables de las compañías para que se unieran a un gran pacto que llevara a la práctica el compromiso ampliamente compartido de sincronizar la actividad y las necesidades de las empresas, con los principios y objetivos de la acción política e institucional de las Naciones Unidas, de las organizaciones laborales y de la propia sociedad civil.

El Pacto Mundial o Global de las Naciones Unidas implica “adherir a un decálogo de diez principios de conducta y acción en materia de Derechos Humanos, Trabajo, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción, en las organizaciones públicas y/o privadas, en las empresas, las comunidades, los mercados y la sociedad toda”.

Además todas las entidades signatarias del UNGC, en caso de ser con fines de lucro deberán elaborar y presentar cada dos años una Comunicación de Progreso (COP’s) y en caso de ser entidades sin fines de lucro deberán elaborar y presentar cada dos años una Comunicación de Involucramiento (COE’s), a la Oficina Ejecutiva del Pacto Global con sede en la ciudad de Nueva York.

El representante diplomático Simatovich, quien además es un reconocido experto en Gobierno Corporativo, Administración Concertada, Transparencia Institucional y Responsabilidad Social Empresarial, explicó que los principios constituyen un “decálogo que bien puede ser asumido como un Código de Conducta de la comunidad internacional de negocios, líneas directrices deontológicas para los CEO’s de las empresas y corporaciones que operan globalmente”.

El Pacto Mundial funciona como un decálogo de diez principios, es decir como un  código de deontología, es una interpretación de los principios generales de la profesión y de las actitudes en las actividades profesionales, en este caso empresariales en principio, ya que esto fue pensado para las grandes transnacionales o multinacionales, corporaciones globales, por eso surgió en el Foro Económico Mundial de Suiza, que reúne a este tipo de líderes económicos y financieros internacionales.

La deontología es la ciencia de los deberes de aquellos que ejercen una profesión, en este caso la de líder empresarial o CEO de una corporación global, por eso es tan importante el vínculo entre la diplomacia corporativa y la RSE.

En este sentido Simatovich como diplomático que representa los intereses de la región del Caribe en este foro, realiza algunas aclaraciones teóricas y conceptuales para ilustrar el tema. La ética y la moral y la deontología, se ocupan del mismo objeto: la valoración de lo bueno y lo malo en la conducta humana. Sus enfoques del problema, empero, no son totalmente iguales. La ética utiliza un análisis filosófico, ilumina el problema desde el ángulo de la axiología, y a través de la especulación pura trata de establecer un deber ser de valor universal. La moral estudia las acciones humanas desde el punto de vista empírico, histórico, en la realidad de las diferentes culturas y teniendo en cuenta la diversidad de su idiosincrasia, trata de establecer juicios de valor adecuados a tales circunstancias.

La deontología, fluctuando entre la ética y la moral y basándose en las conclusiones de ambas, se propone establecer las normas concretas que deben regir la conducta en situaciones determinadas, como puede ser el ejercicio de una profesión.

A la deontología se le conoce como el ‘teoría del deber’. Por lo que podemos decir que cuando se habla de un código deontológico, estamos haciendo mención a unas normas y a unos valores que se llevan a cabo en una actividad profesional, parece que nada más se ajustaría a la Responsabilidad Social Empresarial.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje