desigual

Accesible para pocos: Vacuna contra meningitis vale cientos de dólares en Uruguay y MSP no la incluye

El esquema completo de vacunas contra la enfermedad meningocócica puede costar varios cientos de dólares en el Uruguay: ¿Quién puede acceder a ellas realmente?

vacunas enfermedad meningocócica

La enfermedad meningocócica es una infección causada por la bacteria Neisseria meningitidis, también conocida como meningococo. Esta enfermedad puede manifestarse de diversas formas, siendo las más comunes la meningitis meningocócica y la septicemia meningocócica.

La meningitis meningocócica se caracteriza por una inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal, lo que puede provocar síntomas como fiebre alta, rigidez en el cuello, dolor de cabeza intenso, confusión, vómitos y, en casos graves, convulsiones y coma. Esta forma de la enfermedad puede ser potencialmente mortal si no se trata rápidamente.

Por otro lado, la septicemia meningocócica, también conocida como meningococcemia, se refiere a la presencia de la bacteria en la sangre, lo que puede desencadenar una respuesta inflamatoria grave en todo el cuerpo. Los síntomas incluyen fiebre alta, erupción cutánea característica que puede parecerse a moretones, dolor muscular intenso, fatiga extrema y en casos severos, shock séptico.

¿Qué causa la enfermedad meningocócica?

Ambas formas de la enfermedad meningocócica pueden progresar rápidamente y causar complicaciones graves, como daño neurológico permanente, amputaciones de extremidades debido a la gangrena, insuficiencia orgánica y, en los casos más extremos, la muerte.

La prevención de la enfermedad meningocócica se logra principalmente a través de la vacunación, especialmente en grupos de alto riesgo como los niños pequeños, adolescentes y adultos jóvenes, así como aquellos con sistemas inmunológicos comprometidos. Además, el diagnóstico y tratamiento tempranos son fundamentales para mejorar el pronóstico de quienes contraen esta infección.

Es en este último punto donde está la controversia: ¿quiénes pueden realmente acceder a la vacuna contra el meningococo en el Uruguay?

Vacunas exclusivas: ¿Quién puede vacunarse contra el meningococo en Uruguay?

La situación en torno al meningococo pone de relieve una serie de problemas relacionados con la exclusión y la accesibilidad a la salud pública. A pesar de que esta bacteria representa una amenaza constante, especialmente para los grupos más vulnerables como los niños pequeños, la falta de preparación del sistema y las barreras económicas dificultan el acceso a medidas preventivas vitales.

Cuando surge un caso de meningococo, la sociedad se ve sacudida por el temor, y con razón. Esta enfermedad no da tregua: su período de incubación corto y su rápida progresión hacen que el tiempo para detectarla y tratarla sea sumamente limitado.

La falta de opciones de detección temprana agrava la situación, dejando a las personas expuestas a consecuencias graves e incluso mortales.

El reciente aumento en los casos y las muertes asociadas con el meningococo ha llevado a un renovado debate sobre la vacunación. Sin embargo, la respuesta del sistema de salud ha sido insuficiente para hacer frente a la demanda repentina de vacunas, dejando a muchas familias sin acceso a una protección vital para sus hijos.

El costo de las vacunas, que puede llegar a ser prohibitivo para muchas personas, añade otra capa de exclusión. Aunque existen opciones de vacunación gratuitas para ciertos grupos de riesgo, la realidad es que no todos los que lo necesitan pueden acceder a ellas. Esta situación plantea interrogantes éticos sobre quién tiene acceso a la salud preventiva y quién se ve excluido debido a barreras económicas.

La cantidad de dosis de una vacuna varía dependiendo de la edad del paciente y del tipo de vacuna. Entre las más populares se encuentra la Bexsero, efectiva contra la infección del grupo B, el tipo más común de la enfermedad. Esta vacuna se administra a bebés a partir de los dos meses, con una cantidad de dosis que puede oscilar entre dos y cuatro.

Por otro lado, la vacuna Menactra abarca la protección contra los grupos A, C, W e Y, indicada a partir de los nueve meses de edad, con una dosis o dos dependiendo de la edad del paciente. También está la vacuna Menveo, que protege contra los mismos serogrupos y es provista sin costo para aquellos considerados de alto riesgo.

Todas estas vacunas son producidas en el extranjero por los laboratorios Sanofi y GSK. Los centros de salud adquieren las dosis y determinan el precio de venta, a veces añadiendo un monto extra al costo original fijado por el laboratorio.

De acuerdo con información publicada por el diario El País, el precio promedio de cada dosis ronda los US$120. Si se suministran las dos vacunas más comunes, lo que implica cinco dosis en total, el costo total asciende a US$600.

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje