narco y política

México vivió las elecciones más sangrientas de su historia: casi 100 candidatos asesinados

Casi 100 candidatos fueron asesinados y durante los comicios fueron arrojados en mesas de votación partes de cuerpos humanos, en claros mensajes del crimen organizado al sistema político.

Mario Delgado, presidente del partido Morena (del presidente Andrés Manuel López Obrador) dijo el domingo que su partido “es nuevamente la primera fuerza política del país”. Foto: Twitter / Mario Delgado
Mario Delgado, presidente del partido Morena (del presidente Andrés Manuel López Obrador) dijo el domingo que su partido “es nuevamente la primera fuerza política del país”. Foto: Twitter / Mario Delgado

Las elecciones más sangrientas de la historia de México se vivieron este domingo, y cuando se creía que las decenas de candidatos que fueron asesinados durante la campaña era el cénit de la violencia, un individuo posiblemente relacionado con el crimen organizado lanzó una cabeza humana cortada en un centro de votación en la fronteriza ciudad de Tijuana, provocando el pánico y dejando un mensaje clarísimo: el narcotráfico no va a aflojar en su intento por ser un verdadero poder.

En una zona cercana al lugar de los hechos se encontraron bolsas plásticas llenas de otras partes de cuerpos, pero el individuo mencionado se escapó sin se que se sepa su paradero, informó la policía local.

A lo largo de la campaña, 97 candidatos fueron asesinado y 935 fueron atacados, según relevó la consultora de seguridad Etellekt. Adicionalmente, el sábado cinco fiscales de mesa voluntarios fueron emboscados y asesinados en un camino rural mientras transportaban las boletas.

Medios locales informaron también que un trabajador de la agencia electoral gubernamental fue asesinado a tiros en el estado de Tlaxcala, cerca de la Ciudad de México.

Una granada inactiva fue arrojada a una mesa de votación en el Estado de México y hombres armados robaron material electoral de un lugar de votación en Sinaloa.

El narco, ¿El cuarto poder?

Muchas partes de México se han vuelto ingobernables debido a la potencia del crimen organizado, que gira en torno al tráfico internacional de drogas. Toda la violencia durante la campaña fue ocasionada por los carteles de la drogas que quieren influir en los resultados y deshacerse de aquellos candidatos que amenazaron con atacarlos con la policía y la ley.

Decenas de colegios electorales no pudieron abrir debido a una variedad de circunstancias, según Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral. La mitad de ellos estaban en el estado sureño de Oaxaca, donde los materiales de votación fueron robados o dañados.

Los 500 escaños de la Cámara Baja del Parlamento federal de México estaban en juego, al igual que 15 gobernaciones estatales y miles de puestos de alcaldes y concejales municipales.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje