ORIGEN DE LA PANDEMIA

Misión de la OMS en Wuhan: Es altamente improbable que el COVID-19 saliera de un laboratorio

La comisión internacional de expertos que visita el epicentro de la pandemia no ha encontrado evidencia de que el virus se escapara de un laboratorio.

Foto con fines meramente ilustrativos: UNsplash
Foto con fines meramente ilustrativos: UNsplash

La misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que está en Wuhan, China, investigando el origen de la pandemia del COVID-19, anunció en las últimas horas que es «altamente improbable» que el virus se haya escapado o haya sido extraído intencionalmente de un laboratorio, desmintiendo algunas teorías conspirativas que han circulado desde el año pasado.

Los investigadores entienden que la causa más probable del brote inicial fue el paso del virus de una «especie hospedadora intermediaria» a los humanos. En la misma dirección apunta el portavoz del la Comisión Nacional de Salud de China, el profesor Liang Wannian, quien aseveró que «no existen laboratorios que investiguen el SARS-CoV-2​ en la zona de Wuhan».

«Todo el trabajo que se ha hecho para identificar su origen continúa señalando a una reserva de este virus o de un virus similar en poblaciones de murciélagos», explicó en conferencia de prensa Peter Ben Embarek, jefe de la misión de la OMS, aunque no se descarta el pangolín como vector. «»La susceptibilidad del visón y los gatos al SARS-CoV-2 sugiere que puede haber animales adicionales, como los que pertenecen a la familia felina, que pueden actuar como reservorios del virus. Pero aún no hay suficiente investigación para saberlo con certeza», continuó.

Además, la evidencia disponible hasta el momento indica que el virus ya circulaba en Wuhan antes de que identificara aquel gran brote en un mercado de tráfico de animales exóticos, pero no eran grandes brotes. Así lo dijo por su parte Marion Koopmans, viróloga integrante del grupo de trabajo que está en Wuhan, quien recordó que el virus se había detectado en Italia en diciembre y «quizás en noviembre». «En la siguiente fase deberemos estudiar la circulación temprana (del coronavirus)», ha recomendado.

Añadió que las investigaciones ahora se centran ahora en conocer el papel de los distintos animales en la zoonosis, o sea la transmisión de enfermedades a humanos.

Wannian explicó que se analizaron más de 11.000 muestras de sangre de distintos animales provenientes de 31 provincias chinas, y en ninguno de los casos se encontró presencia del COVID-19.

El grupo de investigación de la OMS visita Wuhan y podría potencialmente visitar otras zonas de China. Ha conversado con pacientes recuperados, socorristas y científicos chinos para recolectar tanta información como sea posible a fin de determinar de dónde se originó el brote y cuándo inició.

Tienen el ojo puesto particularmente en el mercado húmedo de Wuhan, que está vinculado a los casos oficialmente reconocidos en 2020. El mercado había estado vendiendo productos animales congelados, pero también había vendedores que ofrecen animales exóticos ilegales, como pangolines, felinos en riesgo de extinción, aves y otros, y las condiciones de salubridad eran y son paupérrimas.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje