RELATIVIZANDO

Líderes de la Iglesia Ortodoxa minimizaron la pandemia. Ahora mueren uno tras otro de COVID-19

Un brote entre los líderes de esta iglesia en los Balcanes alimentan las preocupaciones de las autoridades de salud de que la población podría desoír las recomendaciones sanitarias y hacer caso a los clérigos.

Patriarca Irineo I. Foto cortesía de The Srpska Times.
Patriarca Irineo I. Foto cortesía de The Srpska Times.

Un gran brote de COVID-19 entre los principales líderes de la Iglesia Ortodoxa en los Balcanes tiene a las autoridades de los distintos países de la región muy preocupados. Las dos figuras más importantes de la iglesia, incluyendo el Patriara Irineo I (equivalente al Papa de los católicos), fallecieron en menos de un mes después de dar positivo.

Otro clérigo de alto rango, el obispo David, participó en las oraciones del funeral de Irineo el pasado domingo, en un evento multitudinario en el cual se ignoraron completamente todos los protocolos sanitarios en el contexto de la pandemia. Este último también dio positivo en las últimas horas, según informó el lunes la televisión estatal serbia.

Las infecciones en la Iglesia Ortodoxa, el grupo religioso más grande en la región de los Balcanes, han prendido las alarmas porque estarían ayudando a propagar sin control el coronavirus entre los devotos creyentes. El problema es que muchos de los clérigos han dicho en las ceremonias religiosas que ellos no pueden infectarse al recibir la comunión, porque se trata de un pan bendecido por Dios.

Tanto Irineo I como el obispo Amfilohije, quien también falleció de COVID-19, habían minimizado en repetidas ocasiones los riesgos de la pandemia y se negaron a usar tapabocas en público. Amfilohije llegó a describir las misas ortodoxas como «la vacuna de Dios».

Cadena de contagios

Irineio I, de 90 años, falleció el pasado viernes tras haber asistido tres semanas atrás al funeral de Amfilohije en el vecino país Montenegro; ambos sucumbieron al coronavirus. Durante los funerales de ambos, miles y miles de dolientes besaron los cadáveres con los ataúdes abiertos.

Muchos de los asistentes a los cortejos eran sacerdotes que no usaron mascarillas ni respetaron el distanciamiento social. En la misa fúnebre incluso llegaron a usar los mismos utensilios para compartir la comunión entre ellos y con feligreses.

Los epidemiólogos serbios dijeron a la prensa local que no había forma de que pudieran prohibir las tradicionales oraciones funerarias. «Hay una prohibición a reuniones de más de cinco personas, pero no pudimos prohibir el funeral del patriarca y no lo hicimos», dijo Predrag Kon, quien es miembro del equipo designado por el gobierno que se ocupa del coronavirus. «Está claro que habrá nuevas infecciones. Lo sabremos en una semanas».

Se sienten inmunes

Otro gran brote está afectando a prelados de la Iglesia Ortodoxa Griega, con varias figuras afectadas. La muerte de un obispo en el norte de Grecia a principios de este mes reavivó la controversia en torno a la comunión, que en la Iglesia Ortodoxa se da con una cuchara compartida entre toda la congregación. Igual que en Serbia, la poderosa iglesia Griega insiste en que esta práctica no contagia el coronavirus porque es «el cuerpo y la sangre de Cristo».

El obispo metropolitano Ioannis de Lagadas, rector de la región de Filipo, en Grecia, fue un firme defensor de repartir la eucaristía durante la pandemia: fue enterrado el pasado lunes tras morir por coronavirus. Su región cerca de la ciudad norteña de Salónica se encuentra entre las más afectadas por el aumento actual de casos en Grecia. Muchos de los que asistieron a su despedida también besaron el ataúd.

El órgano rector de la iglesia, el Santo Sínodo, atacó a los críticos que habían advertido que la comunión podría propagar el coronavirus. «Ciertos aspirantes a líderes de la opinión pública están insistiendo de manera neurótica en ensañarse exclusivamente en la Sagrada Comunión», dijo el Sínodo en un comunicado. «Citan correlaciones no científicas con la propagación del coronavirus, desafiando la evidencia epidemiológica».

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje