REBROTES

Australia cierra frontera entre dos estados a medida que aumentan los casos de coronavirus

Las autoridades australianas están preparando el cierre de la frontera entre los dos estados más grandes del país ante riesgos de un gran rebrote.

El Teatro de la Ópera de Sidney. Foto: Pixabay
El Teatro de la Ópera de Sidney. Foto: Pixabay

El gobierno de Australia está preparando el cierre en el corto plazo de la frontera entre los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, los dos más grandes del país y que contienen a las ciudades de Melbourne y Sidney, ante el riesgo de un rebrote de COVID-19.

Según medios australianos, la frontera se cerraré el martes por la noche: es la primera vez que se realiza un cierre de este tipo en 101 años, desde que en 1919 se cerró para contener la pandemia de la gripe española.

El número de casos de COVID-19 en la capital victoriana de Melbourne ha aumentado en los últimos días, lo que ha llevado a las autoridades a hacer cumplir estrictas órdenes de distanciamiento social en 30 barrios y suburbios y poner nueve torres de viviendas públicas en aislamiento absoluto.

El estado informó 127 nuevas infecciones por COVID-19 durante la noche, su mayor aumento de un día desde que comenzó la pandemia. También se dio cuenta de dos muertes, la primera a nivel nacional en más de dos semanas, llevando el recuento nacional a 106.

La primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, dijo que no había un calendario para reabrir la frontera, que será patrullada por los militares para evitar cruces ilegales desde las 23:59 hora local del martes.

La línea estatal es altamente porosa, porque cuenta con 55 caminos y carreteras, además de numerosos parques nacionales y ríos. Algunas empresas tienen edificios y sedes a ambos lados y trabajadores transitan de un lado al otro entre sus hogares y lugares de trabajo.

Relativa calma

A Australia le ha ido mejor que a muchos países en la pandemia de coronavirus, con apenas 8.500 casos hasta ahora, pero el brote de Melbourne ha despertado la alarma en los últimos días. El país ha informado un promedio de 109 casos diarios durante la semana pasada, un fuerte aumento si se compara con un promedio de solo 9 casos diarios durante la primera semana de junio.

El mayor problema es que la gran mayoría de las nuevas infecciones detectadas en Melbourne en las últimas semanas son de transmisión comunitaria, o sea que ha sido imposible determinar de qué persona vino el contagio. En el resto del país se ha podido determinar que los nuevos infectados habían contraído el COVID-19 de viajeros que habían provenido del exterior o personas cercanas.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje