MISTERIO

Denuncian desaparición de doctora china que alertó del coronavirus y fue censurada

La médica denunció irregularidades en un hospital de Wuhan y ha desaparecido en las últimas horas, según medios internacionales.

La doctora Ai Fen, cuyo paradero es desconocido
La doctora Ai Fen, cuyo paradero es desconocido

Una doctora china, quien aseguró recientemente que sus jefes la silenciaron cuando trató de alertar tempranamente que se venía una pandemia con el coronavirus, desapareció este miércoles.

Ai Fen había señalado casos de la enfermedad a colegas del Hospital Central de Wuhan, ocho de los cuales fueron reprendidos por las autoridades sanitarias chinas, según informó Radio Free Asia (RFA).

El paradero de la doctora Ai, quien es jefa del departamento de emergencias de un hospital de Wuhan, ahora se desconoce, de acuerdo a una investigación del programa 60 Minutos Australia emitido el lunes.

«Hace solo dos semanas, la jefa de emergencias del hospital central de Wuhan se hizo pública, diciendo que las autoridades habían impedido que ella y sus colegas advirtieran al mundo», tuiteó el medio. «Ahora ha desaparecido, se desconoce su paradero».

Poco después de que se emitió el programa, Ai publicó un mensaje críptico en su página en el sitio de redes sociales chino Weibo.

«Un rio. Un puente Un camino. Una campanilla de reloj ”, se leía en la publicación, junto con una foto del paisaje urbano de Wuhan.

Dos semanas antes de esto, la doctora había publicado: «Gracias por su atención y amor. Estoy bien en este momento y todavía estoy trabajando».

Paradero desconocido

Este miércoles 1° de abril, la doctora Ai escribió en la misma red social: «Feliz día de los inocentes» y puso una imagen en la cual se mostraba con una bata de laboratorio y un tapabocas, aparentemente en su lugar de trabajo.

Pero RFA asegura tener informaciones de que los detenidos bajo custodia en China actualizan sus propias cuentas de redes sociales bajo las órdenes de las autoridades, o que la policía puede hacerlo después de obtener acceso a sus dispositivos.

En un artículo ahora eliminado, publicado en la revista «Gente» (Renwu) de China, titulado «El delator», Ai detalló los esfuerzos de sus jefes para silenciarla, informó RFA. En este artículo, Ai explicó que recibió un fuerte regañó por subir a sus redes sociales una foto de los resultados de un paciente que dio positivo por «coronavirus-SARS», los cuales recalcó con un marcador en rojo.

El 30 de diciembre, el doctor Li Wenliang, quien trabajó con Ai y falleció a principios de febrero, había enviado una advertencia por la aplicación de mensajería WeChat que aconsejaba a los graduados de las escuelas de medicina usar ropa protectora para evitar infecciones después de varios pacientes provenientes de un mercado de animales exóticos de Wuhan mostraran los síntomas que ahora sabemos son del COVID-19.

Los intentos de Li también fueron minimizados por las autoridades de salud de la provincia de Hubei, de la que Wuhan es capital, y tachados como «simples rumores». En una inédita mea culpa, el gobernante Partido Comunista ordenó a la policía local revocar la advertencia al médico, que incluía una amenaza de arresto, pero ya era tarde.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje