WIKILEAKS

La justicia estadounidense presenta 17 nuevos cargos contra Assange

El fundador de WikiLeaks fue acusado entre otras cosas de violar la Ley de Espionaje estadounidense con la obtención y publicación de documentos militares y diplomáticos secretos en 2010. La decisión de la justicia de EE.UU. reabre un debate sobre la libertad de prensa.

La justicia estadounidense presenta 17 nuevos cargos contra Assange
La justicia estadounidense presenta 17 nuevos cargos contra Assange

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este jueves 17 nuevos cargos contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en especial relacionados con leyes antiespionaje.

Assange es acusado por Estados Unidos por la presunta obtención y divulgación ilegal de información secreta. Las nuevas imputaciones se suman al cargo de conspiración que ya había presentado Washington contra el periodista australiano poco después de que este fuera arrestado en Reino Unido tras ser despojado de su asilo político en la Embajada ecuatoriana de Londres.

Esa primera acusación estipulaba un límite de cinco años en prisión, pero los nuevos cargos, cada uno con una potencial privación de libertad de hasta una década, suponen un máximo adicional de 170 años tras las rejas.

Entre otras cosas Estados Unidos responsabiliza a Assange de haber puesto en peligro a algunas de sus fuentes con la publicación en 2010 de unos 750.000 documentos militares y diplomáticos.
John Demers, asistente del fiscal general para la Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, explicó que Assange estuvo involucrado en una «solicitud explícita de información clasificada».

Según cita The Washington Post, los fiscales añaden que Assange y WikiLeaks «alentaron repetidamente a las fuentes con acceso a información clasificada a robarla» y entregarla al portal, y alegan que Chelsea Manning, ex analista del Ejército estadounidense, accedió a ese llamado y entregó la información.

Chelsea Manning volvió a prisión por negarse a declarar

El Tribunal también ordenó que si en 30 días no testifica, se añadirá una multa diaria de 500…

Desde principios de abril el periodista australiano cumple una condena de poco más de un año en una cárcel de Londres por violar las condiciones de su libertad condicional en 2012.
Ahora Assange deberá esperar la resolución de la justicia británica que decidirá si lo extraditará a Estados Unidos, donde la Justicia lo reclama por publicar documentos secretos, o a Suecia, dado que la Fiscalía de ese país reabrió el caso por supuesta violación en su contra luego de que el activista australiano fuera detenido en Londres y emitió una orden de detención.

«Un asalto directo a la primera enmienda»

Desde WikiLeaks se pronunciaron tras los nuevos cargos presentados contra Assange y consideraron que «es una locura».

«Es el fin del periodismo de seguridad nacional y de la Primera Enmienda», escribió la organización en su cuenta oficial de Twitter.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por su sigla en inglés) también se manifestó al respecto:

«Por primera vez en la historia de nuestro país, el Gobierno ha interpuesto cargos penales en virtud de la ley de espionaje contra un editor para la publicación de información veraz. Esto es un asalto directo a la primera enmienda», expresaron.

Y agregaron: «estos cargos son una escalada extraordinaria de los ataques de la administración Trump contra el periodismo, estableciendo un precedente peligroso que puede usarse para atacar a todas las organizaciones de noticias que responsabilizan al gobierno publicando sus secretos».

“El Departamento [de justicia] se toma muy en serio el papel de los periodistas en nuestra democracia y los agradecemos”, dijo Demers al respecto, “pero Julian Assange no es un periodista”, consideró.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje