Alcanzar relación respetuosa entre Cuba y Estados Unidos

Sugerencia mexicana contra el bloqueo

Foto: archivo EFE.
Foto: archivo EFE.

El respeto y la amistad son indispensables en el desarrollo de las relaciones diplomáticas entre los países. Los gobernantes de Cuba y de Estados Unidos (EE.UU) tienen pensamientos diferentes y opuestos en cuanto a la conducción económica y política de sus respectivas naciones. En EE.UU se privilegian el mercado y los negocios, el individualismo extremo; en Cuba, se privilegia el conocimiento, la salud, el trabajo colectivo y el bienestar social. En política exterior, la autoridad norteamericana ha sido arrogante con los demás países en todos los continentes e injerencista con cada nación de nuestra América en los recientes 100 años. El gobierno revolucionario de Cuba desde el año 1959, inspirado en el pensamiento de José Martí ha mantenido una política en defensa de su soberanía nacional y de apoyo y solidaridad con pueblos y gobiernos que en este continente, así como en África y Asia, defienden la liberación nacional, la autodeterminación de los pueblos, la paz y la amistad.

En el presente 2021, luego de 61 años de bloqueo por parte de EE.UU contra Cuba, el gobierno de México, presidido por el compañero Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sugiere al mandatario estadounidense terminar con el bloqueo criminal hacia la Perla de las Antillas y dialogar con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez para alcanzar una relación civilizada que ayude a los dos pueblos, donde muchísimas mujeres y hombres, tanto cubanos como estadounidenses desean amistad, cooperación, intercambio académico, científico, cultural y deportivo.

Desde el año 1992, cuando Cuba sobrevivía en el llamado Período Especial, producido por el endurecimiento del bloqueo estadounidense en el contexto de la desintegración de la Unión Soviética, un estadounidense excepcional, Lucius Walker, religioso progresista de EE.UU, fundó la Organización Comunitaria Pastores por la Paz con el objetivo de trasladar ayuda humanitaria desde ciudades estadounidenses hacia puertos y regiones cubanas para ayudar a paliar la difícil situación. Opuestos al bloqueo y a las intimidaciones imperialistas, las y los integrantes de Pastores por la Paz, como Bill Hill y Lucios Walker, impulsaron 21 viajes con apoyos para sus hermanos cubanos. Resistieron y vencieron los obstáculos del imperio; además contaron con el apoyo de autoridades y pueblos de Canadá y México para hacer efectivos los envíos a través de sus respectivos territorios.

Bill Hill, veterano de la Guerra contra Vietnam, expresó hace dos años, mientras disfrutaba de uno de sus 35 viajes a Cuba como integrante de la Caravana de Paz: “Cuando yo era un jovencito, el gobierno de EU me envió a matar personas inocentes a Vietnam. Ahora, en el siglo XXI, las autoridades de EU me prohíben venir a Cuba para ayudar al prójimo”. En los países de nuestra América, mientras tanto, creció la oposición al bloqueo estadounidense durante 16 años. Colombianos, peruanos, cubanos, panameños, ecuatorianos, mexicanos, venezolanos, nicaragüenses y uruguayos recordaban en aquel año 1992 del Periodo Especial, la expresión del general Omar Torrijos Herrera, de Panamá, que dice: “Cada hora de aislamiento que sufre el hermano pueblo de Cuba constituyen sesenta minutos de vergüenza hemisférica”.

La vergüenza también alcanzó a personajes de la política estadounidense como el ex-presidente Jimmy Carter (1977-1981) quien visitó Cuba en 2002 con la intención de buscar la mejoría en las relaciones entre su país y el gobierno y pueblo cubanos. Gobernaba entonces George W. Bush, quien para justificar las invasiones y guerras contra los pueblos de Afganistán y la República Árabe de Irak, inventó que en esas naciones existían armas químicas que “amenazaban la paz mundial”. De igual manera Bush decía que los gobiernos o pueblos que se opusieron a su conducta arrogante y bélica, pasaban a ser sus enemigos declarados.

Unos meses después del encuentro entre el comandante Fidel Castro Ruz y Jimmy Carter, la Fundación Rosemberg para los Niños, organización norteamericana ofreció apoyo a las cubanas Olga Salanueva y a su hija Ivette González Salanueva, esposa e hija de René González, uno de los Cinco héroes cubanos, que estuvieron presos en EU desde el año 1998, por haberse opuesto al terrorismo y a la violencia ejercida por grupos de criminales mafiosos radicados en Miami, desde donde han atentado contra Cuba, durante 62 años.

Respeto para Cuba, su población y su gobierno fue lo que sugirieron Andre Baver, vicegobernador de Carolina del Norte y los propietarios de la compañía biotecnológica Cancervax de San Diego California en Diciembre de 2003. Baver criticó el bloqueo y anunció un próximo viaje a Cuba para intensificar las ventas de productos agrícolas de Carolina del Norte a los cubanos. Su compatriota, Adrian Polansky, secretario de Agricultura del estado de Kansas, quien visitó ciudades y poblaciones cubanas, donde fue bien recibido luego de pronunciarse en favor de la Amistad y el Respeto entre Cuba y Estados Unidos.

Los empresarios de Cancervax mostraron interés en adquirir el anticancerígeno cubano producido por el Centro de Inmunología Molecular de Cuba desde el año 2003. Historias como éstas se han multiplicado en estos recientes 18 años, donde varios estadounidenses proponen la realización de intercambios culturales, científicos y posibilidad de hacer negocios con Cuba. Desde Bayamo, La Habana, Camagüey, Cienfuegos, Matanzas, Pinar del Río, Santiago y otras ciudades, artistas, científicos y deportistas cubanos han compartido sus ricas experiencias y logros con el pueblo estadounidense. Un ejemplo maravilloso de cooperación, entre muchos, es el de Zenaida Castro Romeu, directora de orquesta y fundadora en 1993 del grupo Camerata que forman mujeres que triunfan en su país y también en Estados Unidos, Noruega y Suecia. Junto a ellas también trabaja Cecilia Domeyko, cineasta estadounidense y directora del documental Cuba Mía. Por estos deseos de vivir en paz y colaboración amistosa entre pueblos del mundo es Urgente y necesario que el presidente estadounidense Joe Biden y su gobierno levanten el bloqueo criminal a Cuba y den un ejemplo de respeto a su pueblo y al mundo, a nueve meses de su triunfo electoral obtenido en noviembre de 2020. 

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Leé más de Fernando Acosta Riveros

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje