DEJADOS ATRÁS

Miles de mascotas mueren abandonadas en China por el coronavirus

Miles de mascotas mueren en sus hogares o vagan por las calles porque sus dueños no pudieron volver a sus residencias tras las cuarentenas por el coronavirus.

Las personas no son las únicas víctimas del coronavirus que azota el mundo entero. En China, donde comenzó el brote, miles de mascotas sin hogar deambulan por las calles o mueren de hambre en sus hogares.

El virus, conocido como COVID-19, enfermó a más de 94.000 personas y mató a más de 3.100 personas en todo el mundo. En China, las restricciones de viaje y los cierres han afectado el funcionamiento de negocios y fábricas, lo que ha obligado a millones de personas a auto cuarentenarse en sus hogares, algunas desde mediados de enero.

Algunas personas pudieron huir antes de que se establecieran los bloqueos. Otros no pudieron regresar a sus hogares antes de que se promulgaran las reglas. Las mascotas abandonadas y extraviadas se han convertido en víctimas involuntarias del virus.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Víctimas colaterales

Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, fue donde comenzó el brote. Ha habido más de 2.800 muertes en la provincia desde que se descubrió el virus por primera vez.

Algunas personas había salido a visitar a amigos y familiares, de vacaciones o por trabajo. Dejaron un poco de comida para sus mascotas, pensando que solo se irían por unos días, informa la BBC.

Luego, a medida que el brote de coronavirus se intensificó, más de 60 millones de personas fueron puestas bajo algo así como un toque de queda. Muchas de las personas que estaban lejos no pudieron regresar a sus hogares ni a salvar a sus mascotas. Esos perros y gatos quedaron atrapados en sus hogares y su comida comenzó a agotarse.

Del mismo modo, algunas personas no pudieron salir de sus hogares debido a los bloqueos. No tenían suficiente comida para alimentarse a sí mismos y a sus mascotas, por lo que algunos de ellos arrojaron a sus mascotas a la calle, con la esperanza de que les fuera mejor valerse por sí mismos.

Voluntarios animalistas han estado rescatando a estas víctimas colaterales del COVID-19. «Esta es una situación muy preocupante», dice Mary Peng, fundadora de la Clínica Internacional de Servicios Veterinarios en Beijing . «Los refugios de animales de China generalmente no tienen licencia y están a cargo de buenos samaritanos que están completamente superados por la situación».

Algunos voluntarios vagan por las calles tratando de salvar estas vidas inocentes. «Si no ofrecemos ayuda, los perros y gatos habrán muerto en sus casas antes de que sus dueños regresen», dijo Du Fan, presidente de la Asociación de Protección de Pequeños Animales de Wuhan, según informa China Daily. «Es nuestra responsabilidad ayudar a estos animales».

Hasta 50.000 mascotas se han quedado solas en casa en Wuhan, estima un rescatista de animales llamado Lao Mao. Su grupo ha ayudado al menos a 1.000 animales y dijo que la situación ahora es «muy peligrosa» para ellos.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje