advertencia

Ex ejecutivo de Google advierte que estamos “creando un dios” en la inteligencia artificial

Mo Gawdat cree que la singularidad en la inteligencia artificial está muy cerca y que representa una fuerte amenaza para la humanidad.

Foto: UNsplash / Possessed Photography
Foto: UNsplash / Possessed Photography

Según un ex ejecutivo de Google, las inteligencias artificiales están a punto de alcanzar el estado de singularidad, un concepto que engloba la hipotética capacidad futura de las computadoras y objetos electrónicos de automejorarse en diseño, construcción e inteligencia, al tiempo que llegarían a percibirse como “seres” existentes.

Mo Gawdat, ex director comercial de la organización Moonshot de Google, que en ese momento se llamaba Google X, emitió su advertencia en una nueva entrevista con el diario británico The Times . En la conversación, dijo que cree que la inteligencia artificial general (AGI, por sus siglas en inglés), el tipo de IA todopoderosa y sensible que se ve en la ciencia ficción como Skynet de «The Terminator», es inevitable, y que una vez que esté aquí, la humanidad podría estar a las puertas de un apocalipsis provocado por las máquinas.

Gawdat dijo al medio que tuvo esta revelación cuando trabajaba en inteligencia artificial en Google X, y que vio cómo construían brazos robóticos capaces de encontrar y recoger objetos. Esto parecía inofensivo al inicio, pero luego de una serie de intentos exitosos pareció mostrar la bola como luciéndose del logro.

“Y de repente me di cuenta de que esto es realmente aterrador”, dijo Gawdat. “Me congeló por completo. La realidad es que estamos creando a Dios”.

Los riesgos que ya existen

Las advertencias sobre los peligros de la inteligencia artificial fuera de control no son aisladas: el famoso empresario Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX, ha dicho en repetidas ocasiones que los algoritmos que nosotros mismos estamos creando algún día podrían dominar a la humanidad.

Sin embargo, la IA ya está provocando algunos problemas importantes para las personas. Por ejemplo, algunos algoritmos de reconocimiento facial se vuelven constantemente racistas o xenófobos contra personas de piel más oscura. Tal es el caso de los sistemas de inteligencia artificial de Facebook, que ha etiquetado como “primates” a hombres afrodescendientes, según publicó tiempo atrás el New York Times. Según el medio, miles de usuarios vieron un video donde aparecía alguna persona de piel oscura o de ascendencia afro y, al terminar, les apareció un mensaje automático que preguntaba si les gustaría “seguir viendo videos de primates”.

Esos son problemas que pueden resolverse mediante la supervisión y la regulación, pero no sabemos qué hacer si, como Gawdat advierte, la IA se convierte en una suerte de dios vengativo e inamoviblemente racional.

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje