EFEMÉRIDES

Doodle de Google para Niki de Saint Phalle, la “artista total” de nuestro tiempo

Controvertida y hasta rechazada por la crítica convencional en su momento, Niki de Saint Phalle, (1930-2002) es ahora reconocida como una de las artistas más asombrosas de nuestro tiempo.

Doodle de Google para Niki de Saint Phalle

Marie Agnés Fail de Saint Phalle, cumpliría actualmente 84 años y su obra ha trascendido lo francés y lo europeo, para situarse en el pináculo de las concepciones modernas sobre lo completo que puede alcanzar el trabajo en las artes. Modelo demodas, escultora, pintora, perfumista, cineasta, concibió desde obras de movimiento perpetuo, hasta las primeras y rechazadas esculturas sexuadas, que debieron ser exhibidas “en secreto” en su momento.

De madre americana y padre francés, se educó en Nueva York; en 1953 internada por una depresión, descubrió su veta artística y comenzó una vida itinerante que la llevó a las principales capitales de Europa, donde sus creaciones se hicieron descollantes y buscadas.

Su serie de “Nanás” (Chicas, Mozas, Señoras, Mujeres), donde se plantea inmensas muñecas gordas, lúdicas e infantiles –una avanzada del arte naif- son reconocidas desde un primer momento como el sello distintivo de su obra. Catalogada como una de las primeras artistas feministas de la historia, también hizo “performances”, un concepto del que es considerada pionera, por su interacción de los espacios públicos y lo políticamente incorrecto.

Sus obras, devinieron espectáculos oníricos de tal impacto que la comuna de Paris la contrató para decorar múltiples plazas públicas: actualmente una de sus fuentes más famosas, está a la entrada del Centro Pompidou de la capital gala.

La creación del sueño de su vida fue su mayor obra

Reconocida también en América –por el Museo de Arte de Nueva York- su obra sin embargo sería adelantada a su época a tal punto que la censura la alcanzaría, en 1966, en uno de los países más evolucionados de la época: en Suecia.

El Moderna Musset, de Estocolmo, presentó su escultura “Hon” (“Ella” en sueco), una obra gigante a la que se ingresaba a través de la vagina esculpida para acceder a múltiples atracciones de entretenimiento dentro del cuerpo femenino. A los pocos días de abierta y en medio de repercusiones mundiales, la muestra se clausuró.

Sin embargo logró hacer su máximo sueño: un “bosque encantado”, lleno de figuras de sus sueños en todos los tamaños y alcanzando formas misteriosas o hilarantes, que fue abierto en Pescia Fiorentina, Capalbio, Italia.

Falleció en 2002, a los 71 años, en San Diego, California y sus obras se mantienen en múltiples centros de arte del mundo. Actuamente y hasta 2015, el Gran Palais, acoge una retrospectiva de la artista, que se anuncia desde ya podrá apreciarse posteriormente en el Museo Guggenheim, de Bilbao.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje