territorio en disputa

Suenan tambores de guerra: Se movilizaron militares en la frontera entre Guyana y Venezuela

Maduro planea hacerse con lo que su administración llama “Guyana Esequiba”, reclamada por Venezuela pero gobernada por Guyana desde su independencia del Reino Unido. Abajo, hay petróleo y minerales que todos quieren.

 

En la geografía de América del Sur, el Esequibo se erige como un territorio disputado, donde la riqueza del petróleo ha desatado tensiones entre Guyana y Venezuela y suenan las botas de los militares que se van apostando en la región. Este confín, que actualmente constituye más de la mitad del territorio guyanés, se ha convertido en un epicentro de conflictos que datan de la época colonial.

La historia se remonta a 1841, cuando la Guayana Británica, bajo la tutela de la Royal Geographical Society, desplegó al explorador Robert Hermann Schomburgk para delinear fronteras con la futura Venezuela y la Guayana Neerlandesa.

La falta de precisiones en tratados anteriores generó la discordia, y la reclamación venezolana se centró en la línea Schomburgk, alegando la adquisición ilegítima de vastas extensiones de su territorio por parte del Reino Unido.

Hasta 1966, el Esequibo permaneció bajo dominio británico como parte de la Guayana Británica. Tras años de disputas, el Reino Unido reconoció la independencia de lo que ahora conocemos como Guyana. Este territorio, que alberga minerales y petróleo, se ha convertido en un foco crucial para Guyana, que, con la colaboración de ExxonMobil, está aprovechando sus recursos.

Maduro y su referéndum para apropiarse del Esequibo

La tensión ha llegado a un punto álgido, evidenciado por el referéndum consultivo -no vinculante- realizado por Venezuela para la anexión del Esequibo. Esta movida ha desencadenado reacciones internacionales y tensiones diplomáticas. Aunque la disputa ha persistido desde tiempos coloniales, recientemente se ha intensificado tras la competencia declarada por la Corte Internacional de Justicia y las autorizaciones de exploración petrolera en la región.

A pesar de que Guyana está experimentando un ascenso meteórico en la industria petrolera, la disputa territorial con Venezuela se presenta como un riesgo existencial. La reclamación venezolana, que abarca más del 50% del territorio guyanés, incluyendo importantes depósitos petrolíferos, está actualmente en manos de la Corte Internacional de Justicia. Aunque se espera un veredicto a favor de Guyana, la incertidumbre persiste sobre si Venezuela aceptará la decisión del tribunal.

Tensiones militares en la frontera entre Venezuela y Gunaya

La tensión persiste día tras día en medio de la crisis por los 159,542 kilómetros cuadrados de territorio en disputa entre Venezuela y Guyana. En el más reciente capítulo de este conflicto, el jueves pasado, se llevaron a cabo ejercicios aéreos militares en el territorio guyanés, protagonizados por el Comando Sur de Estados Unidos en colaboración con la Fuerza de Defensa de Guyana.

Aunque Washington calificó estos eventos como «operaciones de rutina», suscitaron preocupación y elevaron las alertas en el contexto de la creciente escalada entre Caracas y Georgetown. El Gobierno venezolano emitió un comunicado condenando lo que consideró como «la luz verde a la presencia del Comando Sur en el territorio de la Guayana Esequiba, sobre el cual Guyana mantiene una ocupación de facto».

Es relevante destacar que el despliegue militar entre el Comando Sur y Guyana tuvo lugar en lo que Venezuela reconoció oficialmente como su nueva provincia desde el pasado lunes: la Guayana Esequiba. La creación oficial de esta provincia, la número 24 en el mapa, se materializó después del referéndum consultivo celebrado el domingo pasado en Venezuela, donde el «sí» obtuvo la victoria con respecto a la posición defendida por Caracas en el conflicto territorial.

Más allá del petróleo: el milagro económico de Guyana

Guyana, a pesar de tener menos reservas de petróleo que Venezuela, está a punto de superar a su vecino en producción. El bloque Stabroek, ubicado en aguas en disputa en el Esequibo, es el epicentro del auge petrolero guyanés.

Este recurso no solo impulsa la economía de Guyana, sino que también representa un desafío constante en la delicada relación geopolítica con Venezuela.

También habría una gran cantidad de minerales que valdrían millardos de dólares, por lo que la disputa se pone además en el terreno de la minería.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje