viajar en pandemia

OMS no respalda idea de los “pasaportes de vacunación” por ahora

Algunos países analizan la idea de implementar una suerte de pasaporte que permita a las personas vacunadas viajar libremente. La OMS aún no respalda la idea porque las personas vacunadas podrían llegar a contagiarse de COVID-19 y transmitirlo a terceros.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no respalda aún la idea del llamado “pasaporte de vacunación”, un documento que certifica que una persona ha recibido sus respectivas dosis de vacuna contra el COVID-19 y que le sirve entrar y salir de países libremente.

La OMS aún no tiene evidencia científica suficiente para afirmar que la inoculación previene el contagio y la transmisión del virus, y de hecho ya está más que dicho que las distintas vacunas no tienen 100% de efectividad.

Estados Unidos ya planteó la posibilidad de instaurar el documento en cuestión, ya sea en una forma física o como un certificado digital, y de forma semejante la Unión Europea estudia la instauración de este pasaporte después de que la Comisión Europea presentara el proyecto «Digital Green Pass», un certificado verde que funcionaría como pasaporte para viajar entre los Estados Miembro del bloque.

Por su parte, el Reino Unido pondrá a prueba algo semejante, un “pasaporte coronavirus” que servirá a las personas para ingresar a eventos masivos como conciertos y actividades culturales; más de 70 legisladores británicos de distintos partidos rechazan el certificado, idea del gobierno de Boris Johnson, porque lo consideran “discriminatorio”.

La finalidad del pasaporte es más que clara: darle un espaldarazo al devastado sector del turismo mundial, que en 2019 representó el 14% del PIB global. El argumento central de sus impulsores es que no tiene sentido restringir la movilidad para las personas que no son un peligro a la salud pública, pero esto es lo que precisamente no está aún comprobado: las personas inoculadas pueden contagiarse -y es algo que se sí se ha dicho por parte de los fabricantes- porque la vacuna no bloquea totalmente al virus sino que reduce al mínimo la gravedad de los cuadros sintomáticos.

También está en discusión el uso de los datos por parte de los Estados y de las empresas tercerizadas que -como es de esperarse- van a ser contratadas en todo el mundo para el desarrollo de las aplicaciones y software, así como para el almacenamiento y resguardo de las bases de datos. Las personas estarían rastreadas por GPS y se guardaría una trazabilidad de sus movimientos nacionales e internacionales.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje