CASO WIKILEAKS

Liberan a Chelsea Manning después de pasar dos meses en prisión por negarse a declarar

La ex analista de inteligencia de Estados Unidos salió de prisión a pesar de que se negó a declarar en la investigación contra Wikileaks.

Foto: Instagram @xychelsea87
Foto: Instagram @xychelsea87

La ex analista de inteligencia militar estadounidense, Chelsea Manning, fue puesta en libertad después de pasar 62 días en prisión; había sido encarcelada por negarse a declarar sobre las revelaciones que había hecho de secretos militares y diplomáticos a Wikileaks, según sus abogados.

«Hoy marcó el vencimiento del mandato del gran jurado y, tras 62 días de confinamiento, Chelsea salió del Centro de Detención Alexandria» (Virginia), indicó su defensa en un comunicado divulgado la noche del jueves.

Manning ya había pasado siete años en prisión por sus revelaciones a Wikileaks, pero podría volver a la cárcel ya que se le había convocado para testificar de nuevo y se negó a hacerlo.

«Desafortunadamente, incluso antes de su liberación, Chelsea recibió otra citación. Esto significa que se espera que comparezca ante un gran jurado diferente, el jueves 16 de mayo de 2019, apenas una semana después de su liberación hoy», explicaron sus abogados.

Por ello «es concebible que una vez más sea retenida por desacato al tribunal y sea devuelta a la custodia del Centro de Detención de Alexandria» posiblemente ese mismo día.

Contra Wikileaks con todo

Los fiscales estadounidenses han estado investigando Wikileaks durante años y, en noviembre, los fiscales revelaron posibles cargos contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, en documentos judiciales de otro caso.

Chelsea Manning fue arrestado en Irak en 2010 por divulgar más de 700.000 documentos confidenciales, videos y cables diplomáticos al sitio web Wikileaks.

Si bien Manning dijo que solo lo hizo para provocar debates sobre política exterior, los funcionarios estadounidenses dijeron que la filtración puso en riesgo vidas y la seguridad del país.

Fue sentenciada a 35 años después de ser declarada culpable de 20 cargos relacionados con la filtración, pero el presidente Barack Obama conmutó su sentencia en 2017.

Su sentencia fue la más larga dada por una filtración en la historia de los Estados Unidos. El presidente Obama dijo que la pena era «desproporcionada» a sus crímenes.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje