ADOLESCENTES

Formas que adopta la violencia de género en la era digital

En España, más precisamente en Andalucía, los responsables del programa de atención a mujeres menores de edad víctimas de violencia de género, dan a conocer una serie de situaciones en donde la violencia se manifiesta a través del uso de la tecnología, cada vez más frecuentes.

«El machismo ha desarrollado otras formas de ejercer su autoridad, mucho más sutiles y sofisticadas»

Las redes sociales, los dispositivos móviles, algunos sitios de internet, se han convertido en herramientas nuevas, en donde el machismo y la violencia encontraron espacio para reinventarse y asumir nuevas formas.

El programa atiende a chicas entre los 14 y 17 años, todas las que llegan sufrieron violencia de género a través de las nuevas tecnologías. Paola Fernández Zurbarán, una de las responsables del programa, explica que:»todas han sufrido mucho y llegan muy violentadas psicológica, física y sexualmente, con la autoestima rota y la identidad muy deteriorada, no saben qué quieren, qué sienten». Esto es agravado por el uso que sus parejas le dan a las redes sociales, pues: “las redes sociales multiplican el descrédito ante los demás, la imagen pública de las chicas se destroza y repararla es mucho más difícil porque las redes sociales lo amplifican todo», señala.

Algunos ejemplos

1. «Si realmente me quieres, me darás las contraseñas de Twitter y Facebook«. Esta frase está basada en el mandato social de que no debería haber ninguna clase de secretos con tu pareja. Lo que sucede cuando la chica concede darle las claves, es que se desatan una serie de medidas que buscan controlarla: busca en sus contactos, le pide que borre ex novios, amigas que no «le caen bien».

2. Se hace pasar por ella.
Muchas veces los chicos se hacen pasar por ellas en las redes, publican contenidos que las dejan en ridículo, comentan los estados de sus amigos, o les escriben mensajes sin revelar su identidad.

3. “Si no lo haces, subiré tus fotos”. Las fotos eróticas o sugerentes, son un material del que los chicos suelen servirse para extorsionar o amenazarlas con hacerlas públicas en internet, si ellas no hacen lo que desean.

4. «Conectar el geolocalizador«. La aplicación de celular para localizar a la chica, es otra de las herramientas de control que utilizan, pidiéndole todo el tiempo que le haga saber dónde se encuentra.

5. «Me pide fotos por Whatsapp». Otra práctica es pedirle constantemente que envíe fotos por mensajería móvil, donde muestre dónde y con quién está, e incluso cómo está vestida. «En las relaciones adultas, puede haber convivencia. En los adolescentes, como no la hay, a veces el chico obliga a la chica a demostrarle dónde y con quién está. Incluso la hace conectarse a Skype a cualquier hora, hasta de madrugada, para comprobar que está en su casa», comenta Fernández.

6. Hacerlo como en las “pelis” pornográficas. En la actualidad los adolescentes acceden muy fácilmente a través de una diversidad de dispositivos a contenidos pornográficos. Esto se ve claramente en los relatos de las chicas, quienes comentan que sus parejas las obligan a mantener relaciones sexuales en posturas que no les gustan «y ellas sienten que tienen que estar encantadas, aunque la práctica sea denigrante», cuenta Fernández.

Avances y retrocesos

Según comenta la especialista: «Se ha producido un falso avance social. Se ha avanzado en las formas más explícitas de violencia, está mal visto que un hombre pegue a su mujer, pero el machismo ha desarrollado otras formas de ejercer su autoridad, mucho más sutiles y sofisticadas«.

 

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje