OPINION

Recuerdo de los Mundiales que ha ganado Uruguay

federico_valverde

Por Javier Maldonado

Siendo una de las Selecciones nacionales que pueden decir que han ganado en más de una ocasión la Copa Mundial, Uruguay se define como un equipo histórico que siempre tratará de regresar a esa época gloriosa de su fútbol. Queda poco para que de comienzo una nueva Copa del Mundo, y pese a que las apuestas del Mundial no colocan a “los charrúas” como máximos candidatos al título, siempre es un rival a tener muy en cuenta por su garra y compromiso.

En este sentido, no podemos dejar de lado que es una de las selecciones con más historia en los Mundiales. Su poderío, su garra y su sangre charrúa tan reconocida en todo el mundo los llevaron a levantar el trofeo más de una vez. Por eso es importante que recordemos un poco de esa historia.

Ha participado en un total de 13 Copas del Mundo, obteniendo resultados increíbles, pero también bastante decepcionantes. Con 56 partidos disputados, ha ganado 24, empatado 12 y perdido en 20 oportunidades.

El mayor goleador en la historia de la Celeste dentro de los Mundiales es Óscar Míguez, que tiene ocho dianas. Para Qatar 2022, Luis Suárez podría alcanzarlo y hasta romper la marca, porque actualmente tiene siete tantos en su estadística. Del otro lado de la cancha, Fernando Muslera es el jugador que más partidos ha disputado en los Mundiales como arquero, con 16.

Habiendo dicho algunos datos interesantes, ahora debemos dar el más importante y que más enorgullece a la selección de Uruguay. Cuentan con dos campeonatos, al igual que Argentina. Pero ellos, los charrúas, poseen el récord de haberlo conseguido en la primera edición organizada por la FIFA oficialmente, allá en 1930, en su país.

Pasaron 20 años para que el éxito se repitiera durante el Mundial de Brasil en 1950, considerada una de las hazañas más reconocidas e importantes de la historia del fútbol, conocida como el “Maracanazo”. Todo el que se precie de ser fanático de este deporte debería conocer este hecho inédito.

Pero regresando a los inicios del fútbol federado, es interesante saber que Uruguay había hecho un papel muy bueno en los Torneos Olímpicos de París de 1924 y de Ámsterdam en 1928. Cuando la FIFA anunció el primer mundial para 1930, Uruguay fue escogido para ser la sede de tan importante hito en la historia del deporte.

Participaron 13 selecciones, destacando la final contra Argentina, pero dejando en el camino a Perú y a Rumania. En las semifinales, se hizo con la victoria frente a Yugoslavia con una goleada de 6-1.

El encuentro de la final en el Centenario fue atrapante y emocionante de principio a fin. Con goles de Pablo Dorado, Pedro Cea, Victoriano Santos Iriarte y Héctor Castro, los charrúas ganaron con un marcador de 4-2 para llevarse la primera edición del torneo.

Avanzando en el tiempo, llegó la siguiente cita en Brasil, luego de ausentarse en los mundiales de Italia 1934 y Francia 1938. La fase de grupos es característica debido a la ausencia de dos selecciones, por lo que el único partido contra Bolivia, donde goleó por 8-0, le dio el pase a la fase final.

Brasil era el claro favorito, y con su juego bonito se deshizo de Suecia con una goleada de 7-1, luego de España con otra goleada, esta vez por 6-1. Sin embargo, Uruguay tuvo que batallar mucho más para llegar hasta la final, porque empató con España 2-2 y apenas pudo superar a Suecia con un marcador cerrado de 3-2.

Así, llegó la tan ansiada final que ponía a Brasil como claro favorito, sobre todo por sus actuaciones en las fases preliminares. El partido fue bastante más apretado de lo que esperaban los cariocas, sobre todo porque el arquero charrúa, Roque Gastón Máspoli continuaba salvando a su equipo de goles casi cantados.

Los primeros 45 minutos terminaron sin movimientos en las redes, pero para el segundo tiempo, Brasil salió más enfocado y consiguió adelantarse rápidamente en el marcador. Fueron dos minutos luego del silbatazo los que pasaron hasta que Friaca anotara el 1-0. Todo parecía indicar que las cosas se estaban acomodando y sólo faltaba terminar con el trámite.

Pero la sorpresa de la garra charrúa tomó desprevenidos a los brasileños y le dio la vuelta al partido. Ghiggia fue clave en esto, porque la primera jugada del empate metió el centro para que Juan Alberto Schiaffino definiera.

Más tarde, el propio Ghiggia hizo historia al conseguir el 2-1 con sólo 10 minutos de juego restante. Así es como se consumó el Maracanazo de Brasil, con Uruguay levantando la Copa Jules Rimet y haciendo historia nuevamente.

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje