Cabildo Abierto

La cuestión militar

La derecha pura y dura de Cabildo Abierto logró la ley de limitación forestal con los votos del Frente Amplio. Buena oportunidad para reflexionar contra las simplificaciones políticas, que dejan de lado el qué y solo analizan el quién.

maniniríos1-728x420

Las contradicciones que ese Partido cuyo líder admira a Alberto Methol Ferré un grande del nacionalismo popular antioligárquico, obligan a la izquierda a una mirada profunda, inteligente y sin prejuicios sobre este sector que hasta ahora se ha negado a condenar los crímenes de la dictadura.

Este grupo surgido de las entrañas de un Ejército uruguayo enlodado por criminales de guerra y que aun no ha podido llevar a cabo la catarsis de la expiación porta en sus genes una filosofía de derecha, pero no es amigo ni de las grandes potencias imperiales ni de las transnacionales y gracias al rebelde ecologista, el diputado  Eduardo Lust, se ha plegado a la defensa del medio ambiente, fisurando la unidad del capitalismo predador.

La izquierda debe enfrentarlo por su anticomunismo y su militarismo ramplón, pero también con inteligencia debe apoyar su incipiente antiimperialismo, cierto desprecio a los magnates de la comunicación y su notoria llegada a los sectores más pobres de la población, agudizando las contradicciones en el bloque conservador.

Ya son muchos los temas donde Cabildo Abierto no se encuentra cómodo en la coalición. Y coincidentemente son temas todos vinculados al poder económico y mediático.

No caigamos en un maniqueísmo que nubla el entendimiento. El simplismo y el facilismo intelectual no permiten identificar ni a la contradicción principal ni al surgimiento de nuevos adversarios que aun no han encontrado su real identidad.

No me hago muchas ilusiones con Cabildo Abierto, sobre todo porque el General Manini, por razones electorales se ha rodeado de individuos muy ajenos al pensamiento progresista de Methol Ferré, que dice inspirarlo. Por ahora Methol solo existe escondido en los pliegues del carácter de un partido político que no lo deja respirar.

Manini en su laberinto ideológico debe entender que sin un acto de constricción por los crímenes, torturas, violaciones y hurtos cometidos por sus antecesores y sin separar del ejército artiguista a los traidores y corruptos que mancharon su uniforme, su aventura política no tendrá destino y será solo una partícula sin huella en el polvo de la historia.

La izquierda aun no ha encontrado un proyecto riguroso frente a las Fuerzas Armadas. No ha asimilado el apotegma de Rosa Luxemburgo: “la revolución no se hace contra el Ejército y sin el Ejército, sino con el Ejército”.

Por ahora los intentos de escasos teóricos y pragmáticos de la izquierda que lo ensayaron han fracasado. La existencia de este extraño grupo variopinto, multiideológico, contradictorio, que desacomodó encuestas y pronósticos, instala en el orden del día, el debate sobre el qué hacer con la cuestión militar.

Los próximos tiempos permitirán acercarnos a una respuesta.

Por ahora observemos con atención y sin pre conceptos las contradicciones de Cabildo Abierto. Creo que pronto entrarán en tensión. Y de la tesis y la antítesis, saldrá como siempre la síntesis dialéctica.

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Te puede interesar

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje