pesca artesanal

Intendencia de Canelones promueve desalojo a pescadores de Ciudad de la Costa

Nicolás Quincke, uno de los pescadores afectados, expresa que pidieron varias veces reunirse con Yamandú Orsi, a fin de buscar el diálogo y detener el desalojo que promueve la Intendencia de Canelones, pero aún no obtuvieron respuesta.

Una barca de pesca en la playa frente al parador Maríntimo, uno de los únicos dos puestos de pesca artesanal que sobreviven en Shangrilá. Foto: Maríntimo
Una barca de pesca en la playa frente al parador Maríntimo, uno de los únicos dos puestos de pesca artesanal que sobreviven en Shangrilá. Foto: Maríntimo

La Intendencia de Canelones busca desalojar a los últimos trabajadores de la pesca artesanal de Ciudad de la Costa y ha obtenido la luz verde de la Justicia en segunda instancia, y ahora la causa se encuentra en la Corte Suprema de Justicia para su último veredicto.

Uno de los representantes de los pescadores, Nicolás Quincke, cuenta que hace más de 70 años están instalados estos pescadores en la zona, pero que en la actualidad solamente hay dos ranchos activos: Maríntimo y El Piola. Muchos ya no están porque se fueron, porque fallecieron o porque se retiraron a otras partes. Desde esa zona, ubicada a la altura de la Ancap de Shangrilá, no se ven barcas sino hasta el balneario de Neptunia.

“Acá, siempre se vendió el pescado fresco, se laburó en estos ranchos, son los primeros colonos en llegar a la zona hace más de sesenta años, y tanto El Piola como El Cáscara son instituciones de la Ciudad de la Costa. La Intendencia de Canelones no solo no nos reconoce, sino que el año pasado festejó los 25 años de la fundación de la Ciudad de la Costa y nos ignoró, no fuimos invitados“, declaró Quincke en entrevista en Radio Sarandí.

“La Intendencia nos inició un juicio hace cuatro años. Antes había armado unos puestitos en el 2012, diciendo que salieron unos 300.000 dólares, y lo que hacen ahí son 10 puestos de venta, pero levantados del piso, sin herramientas para el pescador artesanal”, «esto no es un lugar de pesca artesanal», remató el pescador asegurando que se trata de comercios y puestos de venta donde no hay una sola barca para pescar.

La comuna canaria está “manejando esto sin tener idea de lo que es la pesca artesanal” y de las bondades que ofrece el Río de La Plata reconocido mundialmente en la pesca expresa el pescador, y agrega que se trata de un asunto medioambiental también y de respetar el hábitat natural del ser vivo en este planeta y que la Intendencia «toca la costa como el Parque Roosevelt, como los Bañados de Carrasco, como los lagos».

“Hay una persona en la intendencia que está jorobando que se llama Horacio Yanes, que es el que nos ningunea diciendo que no somos pescadores, y que en un debate con nuestro abogado Fernando Arbiza (en el programa de TV «Esta boca es mía») se tuvo que callar la boca y reconocer que El Piola es un pescador”, agregó Quincke en la entrevista radiofónica.

La Justicia le ha dado la razón en primera y segunda instancia a la Comuna Canaria, definiendo a su favor el terreno donde están los pescadores hace ya muchas décadas, pero ellos siguen apelando asegurando que es un derecho conferido por el uso y usufructo de tantísimos años y porque la pesca artesanal, en la zona, es un baluarte de la cultura en vías de extinción y que hay que defender,  “Nosotros no estamos en la playa sino en la franja costera, y su fraccionamiento se hizo en el año 1955 dejando un espacio libre donde ya estaban asentados los pescadores» indica Quinque. «Otro juez nos dio la razón en su sentencia, pero omite cosas importantes basándose en una ley de 1912 en donde se establece que las calles son de interés general cuando se abren al uso público por motus propio. En 1976 se hizo otra ley, la 14.530, que establece los fraccionamientos que es la que nos rige a nosotros, y dice que las calles y la rambla son de interés general con la aprobación del fraccionamiento. Más allá de eso, la intendencia de Canelones tendría que haber hecho libramiento efectivo del uso público según lo establece la ley, pero la IM nunca estuvo acá porque esto eran puros matorrales. Aquí no había calle, rambla, nada… esto era impenetrable”, agregó el representante de los afectados.

“Nosotros sabemos que tendremos que acatar lo que resuelva la Justicia de una forma u otra, pero queremos hablar con la intendencia. Nos ningunean, nos ignoran. Queremos que se ocupen de sus costas, porque somos los últimos pescadores que quedan en Ciudad de la Costa. No sé qué más hay que hacer”, se lamenta Quincke.

Proyecto inmobiliario millonario

Según publica la diaria, hay un hotel que está por construirse precisamente en frente de donde están actualmente los puestos de los pescadores. El proyecto aprobado costaría varios millones de dólares. Se llama Bosques de Carrasco y se erigiría al otro lado de la calzada asfáltica y ya tiene el visto bueno de la Junta Departamental de Canelones, específicamente de la Comisión de Urbanismo, Nomenclátor y Vivienda.

Juan Carlos Acuña, edil del FA en el departamento, fue uno de los que votó a favor de la aprobación y asegura que cuando se discutió ninguna organización civil llegó a hablar de la situación de los pescadores. Por su parte, el edil blanco Luis Goggia argumenta que “lo que se le pedía como contrapartida, que eran obras de saneamiento en la calle Racine, no estaba equilibrado con el dinero que el inversionista podía llegar a ganar”.

Acuña ve el hotel como una obra que traería muchos beneficios económicos al ser un atractivo turístico y fuente de trabajo. Goggia agregó al medio antes mencionado que la Junta está de acuerdo en que se construyan edificios con altura superior a la permitida en la franja costera, que actualmente es de cuatro pisos.

LARED21 se comunicó con Nicolás Quinque, quien expresó que «los pescadores artesanales no están en contra de ninguna inversión pero que se mantengan y se cuiden las cosas que están bien, que se cuide el medio ambiente, a los pescadores y la cultura del lugar, y fundamentalmente que se dialogue, que se reconozca al trabajador de toda una vida, que no atropellen», culminó el pescador.

VIDEO: Director de Turismo de la Intendencia de Canelones debate con el abogado defensor de los pescadores artesanales en el programa de TV «Esta boca es mía»

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje