GASTO SOCIAL

FA advierte efectos negativos de la Ley de Urgencia sobre el gasto público y social

El senador socialista Daniel Olesker advirtió en el Parlamento, durante la discusión de la Ley de Urgente Consideración, que “el riesgo de un efecto negativo sobre el gasto público y el gasto social es mayor si se aprueba la Regla Fiscal” que propone el Ministerio de Economía y Finanzas.

Daniel Olesker.
Daniel Olesker.

Durante el análisis de la Sección IV del proyecto de Ley de Urgencia referido a “Economía y empresas públicas”, y al capítulo “Regla Fiscal”, el senador Daniel Olesker argumentó la posición contraria del Frente Amplio, por razones “conceptuales, de oportunidad y de coyuntura”.

Dijo que la propuesta de Regla Fiscal del gobierno “no está demasiado desarrollada en el proyecto y deja su instrumentación muy sometida al Poder Ejecutivo. Deja enormes vaguedades sobre la conformación de un concepto como lo es ‘crecimiento potencial’.»

Además es innecesaria, porque Uruguay ya tiene una Regla Fiscal incluida en la Ley de Tope de deuda, que es del año 2006, y que genera un relacionamiento entre el resultado fiscal y la deuda”, remarcó Olesker.

Por ello, el legislador frenteamplista manifestó que es “innecesario incorporar una segunda Regla Fiscal la cual, además, es de menor control parlamentario y amplitud en su diseño”.

Por otro lado, aseguró que es una propuesta que está fuera de contexto.

Olesker preguntó si se tuvo en cuenta la duración e impacto de la crisis por la pandemia de coronavirus, si será transitoria o permanente, para diseñar una Regla Fiscal.

Alertó sobre los riesgos de una Regla Fiscal “restrictiva que mantenga la relación resultado – deuda (o gasto – Producto Bruto Interno (PBI) como dijo la ministra de Economía, Azucena Arbeleche) en un contexto en el que el gasto necesariamente tendrá que expandirse para dar respuestas a los efectos coyunturales y permanentes de la pandemia”.

“Aprobarla está fuera de realidad. En cambio, podríamos generar condiciones para mejorar la Regla Fiscal existente”, planteó.

Olesker manifestó que los principales organismos internacionales proponen a los países la “expansión del  gasto como mecanismo alternativo a la crisis de la pandemia, y a los que tienen Regla Fiscal les plantea suspender transitoriamente su uso limitante para enfrentar la pandemia”.

Ejemplificó que España, entre otras naciones, ha aprobado una renta básica de emergencia. Asimismo detalló que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) “ha realizado un repositorio de todas las medidas que se han tomado en los países y detalla que en América Latina, en promedio, ello equivale a 4 puntos del PBI y en el mundo a 7%. Mientras que en Uruguay es de  0,7 y 1 punto del PBI”.

Seguir expandiendo la relación gasto – producto

“Entendemos que la Regla Fiscal basada en una relación entre gasto y producto puede generar importantes restricciones, ya no sólo para enfrentar la coyuntura por la pandemia y enfrentar sus impactos permanentes, sino también por las heterogeneidades estructurales que la economía aún tiene, a pesar de sus enormes avances en 15 años”, dijo. Agregó que, por tanto, “es necesario seguir expandiendo la relación gasto – producto”.

Olesker añadió que en el año 2005, la relación gasto – producto era 29,8% y la relación de gasto social sobre producto era de 20,7. Remarcó que “el Frente Amplio aumentó 7 puntos el gasto social sobre el PBI el cual, además, pasó de 13.000 a 60.000 millones de dólares”.

Resaltó que durante el gobierno del FA “el gasto público en educación pasó de 3,1% del PBI a 5,1%, y en salud de 3 a 6,4% del PBI. La Organización Mundial de la Salud sugiere un 6% del PBI para la salud y en América sólo cinco países han pasado ese límite y uno de ellos es Uruguay”.

“En el 2005, el 66% del gasto público en Uruguay era gasto social. Durante el gobierno del Frente Amplio ha sido el 80% y una parte de él es endógeno asociado a variables que no se pueden modificar. Por tanto, no hay posibilidad de actuar con una Regla Fiscal restrictiva sin afectar el gasto social que no es endógeno y que puede ser modificado por la política pública. El riesgo de un efecto negativo sobre el gasto público y el gasto social es mayor si se aprueba la Regla Fiscal”.

“Por su carácter de innecesario, fuera de la coyuntura y de la realidad en el contexto de la pandemia, y por su efecto restrictivo importante en la estructura económica y social, rechazamos la Regla Fiscal que se plantea”, sentenció Olesker.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje