Imprimir

El ejercicio físico es mejor que los medicamentos para tratar los problemas de memoria

Hacer ejercicio dos veces por semana puede mejorar la capacidad de pensamiento y la memoria en personas con deterioro cognitivo leve, según la nueva guía publicada por la Academia Estadounidense de Neurología.

El ejercicio físico es mejor que los medicamentos para tratar los problemas de memoria. Foto: Pixabay

El ejercicio físico es mejor que los medicamentos para tratar los problemas de memoria. Foto: Pixabay

El ejercicio físico es uno de los tres pilares para una vida saludable junto con la alimentación y el buen descanso.

La nueva guía de tratamiento de la revista científica de la academia Estadounidense de Neurología señala que la actividad física es mejor que los medicamentos para combatir problemas iniciales de memoria y capacidad de análisis relacionados con el envejecimiento.

Cinco hábitos saludables para incorporar a la rutina ante la llegada del nuevo año

Una dieta saludable, realizar ejercicio y descansar la horas adecuadas, son tres de los hábitos que deberíamos incorporar para este año que acaba de comenzar.

La guía médica considera que los médicos “deberían recomendar ejercicio dos veces por semana a las personas con deterioro cognitivo leve para mejorar la memoria y el (proceso de) pensamiento”.

“El ejercicio físico regular ha sido visto desde hace tiempo como benéfico para la salud del corazón y ahora podemos decir que también ayuda a mejorar la memoria para las personas con problemas cognitivos leves”, afirmó Ronald Petersen, director del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de la Clínica Mayo.

“Lo que es bueno para su corazón puede ser bueno para su cerebro”, agregó Petersen, quien fue el autor líder de la guía médica.
Petersen recomienda realizar “ejercicio aeróbico: caminar rápidamente, trotar, lo que prefiera hacer, durante 150 minutos a la semana en cinco sesiones de 30 minutos o tres sesiones de 50 minutos”.

Los cinco mejores ejercicios para tu cuerpo, según Harvard

Una profesora de medicina de Harvard publicó su trabajo sobre cuáles serían los mejores ejercicios para incorporar a nuestra rutina. La natación, la caminata, el tai chi, los ejercicios de…

“El ejercicio puede reducir el ritmo con el que usted puede pasar de un impedimento cognoscitivo leve a la demencia”, aseguró al explicar que los “problemas cognitivos leves” son una etapa intermedia entre la disminución cognoscitiva que se espera con el envejecimiento normal y una disminución más grave relacionada con la demencia.

La nueva guía cuenta con el respaldo de la Asociación de Alzheimer, y no recomienda cambios en la dieta o medicamentos. En ese sentido resalta que “no hay drogas para los problemas leves del conocimiento aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU.

Para el investigador no se debe “mirar el envejecimiento como un proceso pasivo; podemos hacer algo sobre el curso de nuestro proceso. Así, si estoy destinado a tener problemas cognitivos a los 72 años puedo hacer ejercicio y retrasarlo hasta los 75 o los 78. Eso es un gran logro”, concluyó.

Sustituir el tiempo de actividades sedentarias por otras de mayor actividad protege la salud cardiovascular

La actividad física aumenta un 6% la protección frente a problemas cardiovasculares, y ese porcentaje aumenta cuando se sustituye el tiempo que se dedicaba a una actividad sedentaria por tiempo…

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión