NICARAGUA

Ejército de Nicaragua asegura que no reprimirá protestas contra Ortega

El Ejército de Nicaragua dijo que no está reprimiendo las protestas contra el presidente Daniel Ortega, y que la única solución para la crisis que vive el país es el diálogo.

Ejército de Nicaragua asegura que no reprimirá protestas contra Ortega
Ejército de Nicaragua asegura que no reprimirá protestas contra Ortega

El Ejército de Nicaragua afirmó este sábado que no se involucrará en actos de represión contra civiles que mantienen protestas antigubernamentales desde mediados de abril y abogó por un diálogo que ayude a resolver la crisis en el país.

“No hay un solo soldado involucrado en hechos de represión”, dijo el portavoz militar, coronel Manuel Guevara a la agencia AFP. Y agregó que en este período de agitación social, el papel del Ejército ha sido “resguardar objetivos vitales para el funcionamiento del país”.

El Ejército continuará “estrictamente apegado” a las normas establecidas en la Constitución de la República, expresó y aseguró que el Ejército considera que el diálogo entre la sociedad civil y el Gobierno de Daniel Ortega es la única salida a la crisis de gobernabilidad que ha sacudido el país centroamericano.

“No tenemos porque reprimir a la población que se manifiesta en las calles.Creemos que el diálogo es la solución” dijo Guevara al tiempo que rechazó las “informaciones manipuladas que nos quieren hacer aparecer reprimiendo” las protestas.

Multitudinaria marcha por justicia y democracia en Nicaragua

Estudiantes, miembros de la sociedad civil y campesinos marcharon en la capital de Nicaragua,…

Según informó La Prensa, de Nicaragua los directivos de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) se reunieron con el general Oswaldo Barahona, jefe de operaciones de la institución castrense el pasado 4 de mayo.

Barahona negó que el Ejército fuera a involucrarse en las protestas antigubernamentales y les explicó que la actuación del Ejército se limita al combate al narcotráfico, protección de las zonas fronterizas, de reservas naturales y resguardo de los bienes estratégicos del país.

En ese sentido el general explicó, según contaron desde Faganic, que en los primeros días de las protestas el Ejército desplegó a sus efectivos en algunas zonas de Managua, debido a que se les reportó que el Centro de Insumos para la Salud (CIPS), algunas plantas de generación eléctrica y una infraestructura del servicio de agua estaban “amenazadas”.

Las protestas en Nicaragua iniciaron el mes pasado con una manifestación de estudiantes contra una reforma de seguridad social que se volvió permanente tras la violenta acción de la Policía y de fuerzas de choque del Gobierno contra los manifestantes. Los estudiantes, apoyados por gran parte de la sociedad civil, decidieron continuar las protestas a pesar de que Daniel Ortega dio marcha atrás a la reforma y piden su renuncia y la de su esposa, la vicepresidenta, Rosario Murillo.

Diálogo

Ambas partes del conflicto en Nicaragua manifestaron su disposición a un diálogo nacional que será mediado por la Iglesia.

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, respondió este viernes al último mensaje de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, quienes manifestaron a través de un comunicado que el gobierno debe dar signos creíbles para el Dialogo Nacional.

“Con respeto y reconocimiento queremos agradecerle a cada uno de ustedes y en especial a su eminencia reverendísima Cardenal Leopoldo José, la comunicación que acabamos de recibir sobre el Diálogo Nacional, tan importante y necesario para crear las mejores condiciones posibles para la paz y el trabajo en nuestra Nicaragua”, dijo Murillo.

El gobierno aceptó los cuatro requerimientos que la Conferencia Episcopal demandó para iniciar el diálogo, entre estos están: permitir el ingreso de la CIDH, suprimir fuerzas de choques que intimidan, coaccionan y agreden a los ciudadanos, detener todo tipo de represión frente a grupos civiles que protestan pacíficamente y dar signos creíbles de su voluntad de diálogo de paz respetando la dignidad y libertad de las personas.

“Acogemos en ese espíritu expresado por su eminencia y sus excelencias, las proposiciones contenidas en los puntos del 1 al 4 en su carta de hoy, coincidimos con su alta autoridad religiosa en la necesidad del cese de la violencia, intimidación y agresión a los ciudadanos y agregamos nuestra gran preocupación sobre ambientes de temor creados en comunidades donde más allá de las protestas pacíficas que respetamos absolutamente, se multiplican hechos de violencia que asolan y afectan la calidad de vida de nicaragüenses de todas las edades que claman a Dios por el retorno a la normalidad”, señaló la vicepresidenta.

Murillo agregó que están listos para el Dialogo Nacional “en la fecha más pronta posible para la tranquilidad de todos los nicaragüenses”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje