RUMANIA

Multitudinarias protestas en Rumania por la lenta respuesta de las autoridades ante el secuestro de una adolescente

La Policía recibió tres llamadas de la chica denunciando su secuestro y violación, pero demoró 19 horas en encontrar el lugar donde estaba.

Multitudinarias protestas en Rumania por la lenta respuesta de las autoridades ante el secuestro de una adolescente
Multitudinarias protestas en Rumania por la lenta respuesta de las autoridades ante el secuestro de una adolescente

Miles de personas salieron a las calles este sábado en Bucarest, Rumanía para protestar contra el Gobierno y mostrar su indignación por la lenta respuesta de las autoridades a las llamadas de emergencia de una joven de 15 años que estaba secuestrada y fue asesinada poco después.

Alexandra Macesanu de 15 años llamó tres veces al número de emergencias, explicando que había sido secuestrada por un hombre mientras hacía autostop para volver a su pueblo desde la cercana ciudad de Caracal, en el sur de Rumania.

Las autoridades tardaron 19 horas en localizar la fuente de las llamadas y en entrar al local donde se creía que estaba recluida lo que generó la indignación de la población. En el lugar de los hechos, la Policía encontró lo que parecían ser restos humanos y joyas. Se cree que la joven fue violada antes de ser descuartizada y quemada por su agresor.

El detenido por el asesinato es un mecánico de 65 años de edad, de la localidad de Caracal, y según la prensa local éste confesó haber asesinado a Macesanu y también a otra joven, de 18 años, desaparecida en abril pasado.

Los manifestantes protestaron contra las autoridades a quienes achacan por su ineficacia, la corrupción, la falta de personal y de tecnología adecuada y otras carencias. Muchos de los protestantes portaron pancartas que expresaban: “La corrupción mata”, “Su sangre está en tus manos” o “Rumanía está siendo asesinada”.

Según se informó ambas jóvenes estaba haciendo autoestop desde sus respectivas localidades hasta Caracal cuando fueron recogidas por el sospechoso, quien las habría violado antes de asesinarlas.

El presidente rumano, el liberal Klaus Iohannis, pidió este domingo en su cuenta de Facebook “la dimisión de todos los que han gestionado de forma equivocada” lo ocurrido en Caracal.

“Mientras la corrupción, la incompetencia y los ascensos por criterios distintos al profesionalismo sean fomentados por algunos dirigentes políticos, la sociedad entera lo pagará”, escribió.

El ministro de interior, Nicolae Moga, informó sobre el despido del jefe de policía Ioan Buda, el prefecto del condado de Olt Petre Neacsu y el jefe de policía de este municipio, Cristian Voiculescu, por su ineficacia e inacción ante el asesinato de la joven.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje