CONTRA LOS ESTEREOTIPOS

Escuela de Barcelona retira 200 cuentos infantiles por reproducir estereotipos sexistas

Muchos de los cuentos reproducen los estereotipos en que el personaje masculino es el héroe valiente que debe salvar a la temerosa princesa, argumentaron.

Escuela de Barcelona retira 200 cuentos infantiles por reproducir estereotipos sexistas. Foto ilustrativa.
Escuela de Barcelona retira 200 cuentos infantiles por reproducir estereotipos sexistas. Foto ilustrativa.

Una escuela de Barcelona, cuya titularidad corresponde a la Generalitat, decidió someter a revisión el catálogo de libros infantiles que les leen día a día a los niños y las niñas de hasta seis años.

Tras analizar los textos decidieron retirar 200 títulos que consideran “tóxicos” porque reproducen patrones sexistas, lo que representa el 30% del catalogo.

En el análisis también encontraron que solo el 10% de los cuentos estaba escrito desde una perspectiva de género.

La revisión se hizo en el marco de la Diada de Sant Jordi, una jornada en la que las guarderías y escuelas reciben a los padres y las madres para que retiren un cuento.
Entre los textos retirados se encuentran algunos clásicos como La bella durmiente o La Caperucita Roja.

Reproducen estereotipos

Anna Tutzó, una de las madres que forma la comisión que revisó el catálogo, dijo a El País de Madrid que no es en el título de los cuentos retirados donde se debe poner el foco, ya que el problema no es solo con los libros tradicionales.

“Además, estos son minoritarios, también afecta a libros para aprender el abecedario, los colores o los hábitos. La sociedad está cambiando y es más sensible a la cuestión de género, pero esto no se está reflejando en los cuentos”, expresó.

Y precisó que las situaciones más habituales que encontraron fue el asociar la masculinidad a valores como la valentía y la competitividad. Muchos de los cuentos reproducen los estereotipos en que el personaje masculino es el héroe valiente que debe salvar a la temerosa princesa.

“También en las situaciones de violencia, aunque sean pequeñas gamberradas, es el niño el que la realiza contra la niña. Con ello se da un mensaje de quien puede ejercer la violencia y contra quién”, concluyó.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje