CONTRA LOS DERECHOS

Proyecto de ley en Texas propone pena de muerte para mujeres que aborten

Un proyecto de ley recientemente presentado en Texas podría condenar a la pena de muerte a las mujeres que decidan abortar. Aunque para algunos parece poco probable que se apruebe, es parte de una tendencia ultraconservadora que se esparce por todo Estados Unidos.

Capitolio de Texas, sede del congreso estatal. Foto: Pixabay
Capitolio de Texas, sede del congreso estatal. Foto: Pixabay

Hombres y mujeres, jóvenes y viejos, nativos de Texas e inmigrantes, se congregaron frente al Capitolio estatal para pedir a los legisladores que “protejan la vida”, describiendo un “genocidio” y alertando de la llegada de la “ira de Dios”. Todos estos, parte de un movimiento ultraconservador que gana fuerza en Estados Unidos, que piden que se aprueben leyes que prohíban el derecho al aborto.

Un proyecto de ley recientemente presentado en Texas permitiría a las autoridades aplicar la pena de muerte por abortar. El proyecto de ley penalizaría todos los abortos, sin excepciones por violación o incesto, y permitiría acusar a una mujer de homicidio por el procedimiento, según publica el Washington Post. El estado de Texas ya permite la pena capital por homicidio en otros casos.

El representante Tony Tinderholt, un legislador republicano texano que presentó el proyecto de ley, aseguró que haría que las personas “consideren las repercusiones” de tener relaciones sexuales. “Mi proyecto simplemente cumple un objetivo”, dijo Tinderholt en un comunicado a los medios el miércoles. “Trae la igualdad de trato para los seres humanos no nacidos bajo la ley”, agregó.

Poco apoyo

El proyecto de ley, llamado “Ley de Abolición del Aborto en Texas”, eliminaría una excepción para el aborto del apartado sobre homicidio del código penal de Texas, según el Texas Observer. Eso significa que las mujeres que solicitan el procedimiento podrían ser procesadas por asesinato y potencialmente sentenciadas a la inyección letal, uno de los métodos usados en EE.UU.

Sin embargo, el proyecto de ley parece demasiado fuerte incluso para los autodenominados “pro-vida”, movimientos que se oponen al derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. “Estoy absolutamente consternada por cualquier propuesta que sugiera procesar a una mujer por buscar un aborto u obtener un aborto”, dijo al portal Vox Catherine Glenn Foster, presidenta del grupo contra el aborto Americans United for Life.

“Claramente, es un ejemplo aterrador de cómo el Partido Republicano está dispuesto a castigar la libre elección de las mujeres”, dijo a Vox Adrienne Kimmell, vicepresidenta de comunicaciones e investigación estratégica de NARAL Pro-Choice America.

“Una mujer que ha cometido un asesinato debe ser acusada de asesinato”, dijo Jim Baxa, presidente de West Texans for Life, en la audiencia.

Más y más críticas se sumaron desde ambos flancos. “Las mujeres y los hombres que han experimentado un aborto, especialmente aquellos que pueden haber sentido que no tienen otra opción, merecen un mensaje de esperanza y curación”, dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de la organización pro aborto Susan B. Anthony List.

En el estado de Georgia, EE.UU., también se acaba de aprobar un tipo de legislación denominada “ley del latido del corazón”. Este penaliza no a las mujeres sino más bien a los médicos que se presten para realizar los abortos. Algo semejante se aprobó en Alabama, donde otro proyecto de ley prohibiría cualquier tipo de aborto excepto cuando la vida de la mujer esté en peligro por un embarazo de alto riesgo.

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje