PONER FIN

La OMS pide acabar con las “pruebas de virginidad”

La OMS resalta que además de ser dolorosa y traumática, no tiene validez científica.

La OMS pide acabar con las "pruebas de virginidad"
La OMS pide acabar con las “pruebas de virginidad”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó este miércoles a los Gobiernos de todo el mundo que prohíban las pruebas de virginidad, un examen ginecológico que pervive en al menos veinte países.

Con el apoyo de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y de ONU Mujeres, la OMS exhortó el cese completo de esa práctica y destacó que no sólo es innecesaria, sino que también puede ser humillante, dolorosa y traumática para las mujeres o niñas que son sometidas a ella.

Según el organismo internacional se trata de una violación de los derechos humanos de quien la sufre y también de las reglas de la ética.

A través de un comunicado la OMS explicó que la principal razón que se puede pretextar para practicarla es que los padres o una potencial pareja la piden para determinar si una mujer es “elegible” para un matrimonio; o en caso de que un posible empleador la solicite para atribuir un puesto de trabajo.

El texto agrega que aunque se suele creer que esa prueba es realizada únicamente por médicos o personal sanitario, esto no es cierto y puede ser efectuada incluso por policías o líderes comunitarios con el fin de “evaluar la virtud, el honor y el valor social” de la candidata a esposa o empleada.

En ciertas regiones es común que se hagan pruebas de virginidad a víctimas de violaciones para determinar si, en efecto, ese acto ocurrió, lo que puede llevar a la mujer a experimentar el mismo sufrimiento y trauma que durante el ataque sufrido.

La prueba puede consistir en inspeccionar el himen para ver si se ha desgarrado o el tamaño de la abertura, pero también se llegan a insertar dedos en la vagina (la “prueba de los dos dedos”).

La OMS resaltó que no existe ninguna evidencia que demuestre que alguno de los métodos utilizados para examinar a la mujer realmente sea probatorio de que hubo una relación vaginal o no.

“El término virginidad no es ni médico ni científico. El concepto de virginidad es una construcción social, cultural y religiosa, que en realidad refleja una discriminación contra mujeres y niñas”, explicaron las organizaciones de la ONU.

La expectativa social de que las mujeres deban seguir siendo “vírgenes” está basada en estereotipos que restringen la sexualidad femenina al matrimonio. “Esta noción es dañina para las mujeres y las niñas en todo el mundo”, recordó la OMS.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje