Las mujeres en Inglaterra podrán tomar píldoras abortivas en sus casas antes de fin de año

Hasta ahora las mujeres que deciden interrumpir un embarazo deben tomar las píldoras abortivas en una clínica.

Las mujeres en Inglaterra podrán tomar píldoras abortivas en sus casas antes de fin de año
Las mujeres en Inglaterra podrán tomar píldoras abortivas en sus casas antes de fin de año

El gobierno británico anunció que las mujeres de esa nación estarán autorizadas para interrumpir sus embarazos desde sus viviendas, con la condición de que cumplan menos de 10 semanas de gestación. En Inglaterra el aborto es legal desde 1967 hasta las 24 semanas de gestación.

En ese país un aborto médico requiere que una mujer embarazada tome una píldora en un hospital o clínica después de una consulta, seguida de una segunda píldora, 24 a 48 horas después, también en un hospital o clínica.

Eso ha dejado a algunas mujeres en riesgo de atravesar la interrupción del embarazo en público. Ahora las mujeres en Inglaterra podrán tomar la segunda píldora en sus propios hogares, de la misma manera que ya lo puden hacer desde hace un año las mujeres en Escocia y Gales.

La medida entrará en vigencia a finales de este año como mecanismo para evitar los riesgos en la salud de las mujeres.

Los síntomas de aborto espontáneo, que pueden incluir calambres, sangrado y náuseas, por lo general comienzan unas dos horas después de tomar la segunda píldora, pero a veces comienzan antes lo que no les da tiempo a las mujeres de llegan a sus hogares.

En Inglaterra está permitido que mujeres puedan interrumpir embarazos no deseados a través de las dos píldoras (mifepristona y misoprostol) hasta ahora en una clínica.

Según las cifras oficiales del gobierno que apoya esta ley, en su territorio se llevan a cabo alrededor de 180.000 abortos por año, principalmente por medio de medicamentos especiales para interrumpir el embarazo.

Ante la situación, el Servicio Británico de Asesoramiento sobre Embarazo (BPAS), sugirió que se cambiarán las leyes para poder favorecer, según ellos, a las mujeres.

Lapresidenta del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos, Lesley Regan, aseguró que se trata de un logro para la salud de las mujeres; ya que podría evitarles la angustia y la vergüenza de sangrado y dolor durante su viaje de regreso a sus casas.

La Sociedad para la Protección de Niños por Nacer por su parte manifestó su rechazo a la medida.

“La píldora abortiva somete a las mujeres a una terrible experiencia emocional y física. La determinación de la industria del aborto de empujar a las mujeres a someterse a esto en su propio hogar sin supervisión médica real ilustra su actitud arrogante en lo que respecta al bienestar de las mujeres”, manifestaron, según cita la BBC.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje