ESCÁNDALO

Renuncian directivos de Miss Estados Unidos tras la revelación de mensajes misóginos

El presidente de la organización Miss Estados Unidos, Sam Haskell, y otros directivos de la organización renunciaron luego de que se filtraran mensajes degradantes y de carácter sexual sobre algunas concursantes.

Renuncian directivos de Miss Estados Unidos tras la revelación de mensajes misóginos.
Renuncian directivos de Miss Estados Unidos tras la revelación de mensajes misóginos.

El presidente de la organización Miss Estados Unidos, Sam Haskell, renunció este sábado luego de que decenas de ex reinas de belleza pidieran su retiro del cargo al filtrarse correos electrónicos en los que el directivo usa un lenguaje degradante y de carácter sexual sobre algunas concursantes.

“Esta tarde, la junta de directores de la organización Miss Estados Unidos aceptó la renuncia del presidente ejecutivo (…) Sam Haskell con efecto inmediato”, informó a través de un comunicado su reemplazo interino Dan Meyers.

La renuncia llega luego de que el pasado jueves Huffington Post revelara que Haskell envió numerosos correos electrónicos en los que se refiere con vulgaridades a ex concursantes y se burlaba específicamente del aumento de peso y la vida sexual de una de ellas, a la que llamó “pedazo de basura”.

La junta directiva de Miss Estados Unidos suspendió el sábado a Haskell y anunció que una “investigación a fondo sobre las supuestas comunicaciones inapropiadas y la forma en que fueron obtenidas”.

Otra directiva, Lynn Weidner, también presentó su renuncia que fue aceptada por la junta aunque deberá permanecerá en el cargo tres meses para “facilitar una tranquila transición”.

Este viernes al menos 49 ex Miss Estados Unidos, entre ellas una mujer de 87 años coronada en 1948, pidieron la dimisión del presidente del evento por los correos filtrados.

Las exconcursantes enviaron una carta a la organización pidiendo la dimisión inmediata de Haskell, tras asegurar estar “profundamente perturbadas y entristecidas” por el contenido de los mensajes.

También solicitaron la salida del número dos de la organización, Josh Randle, y de otros dos directivos acusados por el Huffington Post de haber participado en los intercambios con Haskell o de haberle protegido.

Haskell por su parte calificó las revelaciones de “deshonestas” y “engañosas”, a la par que “reconoció que cometió un “error” al reaccionar mal después una serie de ataques por parte de dos ex Misses, aunque sostuvo que eso no era “una excusa”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje