La equidad aún no ha llegado

El Día Internacional de la Mujer antiguamente denominado Día de la Mujer Trabajadora tiene sus orígenes en el Congreso Internacional de Mujeres celebrado en Copenhague en 1910. Este día surgió como una propuesta de las mujeres comunistas lideradas por Clara Zetkin con el propósito de validar, reconocer y vindicar las luchas de la mujer proletaria.

En 1977 es institucionalizado por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que proclamó el 08 de Marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional, con el objetivo de visibilizar las desigualdades por razones de género, comprometer a los Estados en la transformación social y lucha por la minimización de brechas;pero también como “una celebración de los actos de valor y determinación tomados por mujeres corrientes que han tenido un papel extraordinario en la historia de sus países y sus comunidades”.

Pese a ello, y a la suscripción de 189 gobiernos a la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing -agenda internacional para el desarrollo de políticas y acciones orientadas a favorecer el empoderamiento de las mujeres y lograr la igualdad de género- aprobada en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer realizada en Beijing en 1995, las desigualdades por razones de género aún persisten.

ONU Mujeres afirma que “si bien los logros han sido muchos desde entonces, las brechas que aún persisten son numerosas y profundas”. Para visibilizar este hecho ha lanzado la Campaña Beijing+20 “Empoderando a las Mujeres, Empoderando a la Humanidad” acompañada de indicadores que sustenten las acciones demandadas y apoyen las iniciativas. Al respecto podemos evidenciar que:

Las mujeres continúan enfrentándose a problemas como la violencia por razones de género, esta violencia de acuerdo a ONU Mujeres alcanza a una de cada tres mujeres, víctimas de violencia física o sexual principalmente a manos de un compañero sentimental. Así mismo se estima que para el 30% de las mujeres su primera experiencia sexual fue forzada.

El embarazo adolescente es uno de los fenómenos más persistentes en los países en desarrollo donde al menos el 19% de las mujeres jóvenes ya es madre antes de los 18 años. Además de ello, y pese a los grandes desarrollos en el ámbito médico, 800 mujeres mueren cada día por causas evitables relacionadas con el embarazo, produciéndose el 99% de ellas en los países en desarrollo.

Las mujeres aún se enfrentan a mayores dificultades en lo que refiere el acceso a la vivienda y los servicios públicos, de acuerdo a ONU Mujeres 16 millones de horas al día dedican las mujeres en países subsaharianos a la búsqueda de agua frente 6 millones de horas dedicadas a la misma labor por parte de los hombres.

En el ámbito de la ciencia y la tecnología esta situación no difiere en grandes proporciones con respecto a otros ámbitos pues solo uno de cada 5 países ha alcanzado la paridad de género en investigación; así mismo, las mujeres en los países en desarrollo tienen un 23% menos de posibilidades que los hombres de conectarse a internet.

Las mujeres aún se encuentran con barreras de carácter jurídico que limitan su participación y desarrollo económico. De 143 países evaluados 128 de ellos tiene al menos una diferencia jurídica que limita las oportunidades económicas de la mujer, y en 15 países aún los esposos pueden oponerse a que las mujeres trabajen. Además en la mayoría de los 83 países evaluados las mujeres reciben salarios inferiores a los hombres entre un 10 y 30% por realizar el mismo trabajo.

En el ámbito político para enero del 2014 solo 9 mujeres ocupaban el cargo de jefas de Estado, 15 el de Jefas de Gobierno y el 17% de las ministras. Las mujeres representan el 22% de los cargos parlamentarios, y apenas el 9% forma parte de las mesas de negociación de paz. No obstante, esta situación habrá de hacerse más precaria en el ámbito empresarial donde sólo el 5% de las mujeres ocupan cargos de dirección.

En el ámbito mediático sin dudas la participación de la mujer ha aumentado, sin embargo, de acuerdo a ONU Mujeres el 46% de las historias presentadas en los medios de comunicación, información y difusión masiva refuerzan los estereotipos de género. La participación de las mujeres en los medios continúa siendo una imagen sexualizada, objetualizada, sujeta a situaciones estereotípicas como el tratamiento de temas y noticias vinculadas a la farándula, la belleza, el amor, el cuidado del hogar y de los/as hijos/as.

Es por estas y otras razones que es posible afirmar que la equidad de género aún no ha sido alcanzada, el Día Internacional de la Mujer debe recordarnos la deuda social pendiente, debe ser un llamado a comprometernos desde nuestros espacios de diferencia a la lucha por la igualdad.

Esther Pineda G.
Esther Pineda G.
Leé más de Esther Pineda G.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje