Imprimir

Informe del BID: parlamentos dominados por ricos impiden ponerles impuestos adecuados

El informe del BID, titulado “¿Por qué no se imponen impuestos a los más ricos?” analizó datos provenientes de 50 países entre los años 1990 y 2007, para estudiar las trabas a esa alternativa de obtener recursos para políticas sociales.

El documento recuerda que en los años de tránsito de las dictaduras a las democracias representativas, los analistas económicos esperaban una mayor tasa de impuestos a las rentas personas que gravaran proporcionalmente a las élites económicas para pagar la ampliación de programas sociales que entonces se consideraban urgentes.

Sin embargo, lamenta el estudio, ese no ha sido el caso. La conclusión del estudio es que los regímenes democráticos en países con una enorme desigualdad de ingresos han sido incapaces de aumentar los impuestos sobre la renta personal, por la existencia en parte de una representación política desigual.

El estudio concluye que mientras mayor sea la representación de las clases altas en el sistema legislativo, menor será la recaudación de impuestos con base en la renta personal, como porcentaje del producto interno bruto.

“El vínculo entre el impuesto sobre la renta personal y la representación política es un fenómeno global que merece ser estudiado cuidadosamente”, dijo el economista del BID Carlos Scartascini, uno de los autores del estudio. “Los países que enfrentan obstáculos políticos para aumentar los impuestos sobre la renta personal pueden verse obligados a aumentar la recaudación de otros tipos de impuestos que recaen más proporcionalmente en los grupos de bajos ingresos, una decisión que puede exacerbar la desigualdad”, concluyó.

De todas maneras, Scartascini señaló que igual “esto puede ser compensado invirtiendo más en programas que benefician a los pobres”.

El estudio también encontró que las disparidades económicas son un motor importante de desigualdades en la representación política. Una mayor sobrerrepresentación política de algunos grupos ligados a las estructuras más conservadoras de la sociedad es significativamente mayor en aquellos países que están caracterizados por una mayor distribución desigual de la riqueza y los ingresos.

Una tabla presentada en el documento señala que en los países de la OCDE hay mayor porcentaje del PBI en impuestos a la renta personal y menor desigualdad en la representación política. En América Latina y África, las proporciones son diametralmente opuestas.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión