APAGÁ

Tips de ahorro de energía que podés enseñarle a tus hijos y economizar mucho en la factura

Algunos pequeños consejos podrían ayudarte a ahorrar energía en este verano, y podrías traspasarlos a tus hijos para que se vuelva una cultura familiar.

 

El aire acondicionado debe estar a 25°C si querés ahorrar dinero. Foto: Pixabay
El aire acondicionado debe estar a 25°C si querés ahorrar dinero. Foto: Pixabay

Algunas pequeñas prácticas podrían ayudar a tu familia a pagar bastante menos en factura eléctrica, y son cosas que pueden pasar desapercibidas pero suman pesos que se te van del bolsillo.

Y son tan simples que incluso puedes enseñar a tus hijos.

1. No carguen los dispositivos móviles toda la noche

Estamos usando nuestras pantallas (celulares, tablets, laptops, etc) tanto durante el día que tenemos la costumbre de cargarlas durante toda la noche. Sin embargo, solo toma dos horas recargar completamente un celular tipo Android o iPhone. Si dejás el cargador pegado al enchufe, este seguirá consumiendo electricidad aunque no haya un dispositivo conectado a este.

2. Desconectá lo que no estén usando

Algunos aparatos por ejemplo los televisores LED o los equipos de sonido, suelen tener alguna luz piloto mientras están conectados, incluso aunque estén apagados. Esa luz piloto significa que está consumiendo electricidad a al espera de ser encendidos. Tratá de desenchufar ese tipo de aparatos cuando no estén siendo usados para ahorrar esa “energía fantasma” que se va.

3. Apaguen el televisor al salir

Los niños pueden tener la mala costumbre de dejar la televisión encendida cuando salen de la habitación, ¡pero es necesario romper este hábito! Para colmo, cuanto más grande es la pantalla, más energía utiliza. Cuando tomen la decisión familiar de comprar un televisor nuevo, procuren buscar uno que tenga eficiencia energética “A”, que es la más alta, y que no sea tan gigante como un cine en casa.

4. Usen el lavarropas de forma inteligente 

Una carga de lavado medio vacía usa la misma energía que una carga completa, por lo tanto, asegúrese de que todos los miembros de la familia esperen hasta que se acumule una carga completa antes de que la máquina se ponga en marcha. Tenga en cuenta que este principio también se aplica a secadores y lavavajillas.

 

5. Explicale a los chicos las facturas

Del mismo modo que los chicos aprenden en la escuela sobre cosas de conocimiento general, los padres deberían enseñarle a sus hijos qué dicen las facturas de luz y cómo se calcula el consumo y el pago.

Eso además los preparará para que, cuando sean independientes, no los agarre por sorpresa la realidad de pagar boletas.

6. Ojo a la cantidad de horas frente a la pantalla

Establecé un límite para el tiempo de pantalla diario de tus hijos (vos decidís cuánto) y convencelos de disfrutar más al aire libre. Considerá sacar los televisores, las computadoras y los dispositivos de juego de sus habitaciones a los espacios compartidos en el hogar para que sea más fácil controlar cuánto tiempo se pasa sentado frente a estos.

7. El aire acondicionado no es una heladera

Los estudios han demostrado que la temperatura óptima para su aire acondicionado es en realidad de 25 grados, lo que significa que las temperaturas más bajas no hacen mucho más que sacarte del bolsillo miles y miles de pesos por mes. Enseñale a sus hijos a cerrar las puertas cuando el aire acondicionado está encendido y a apagarlo cuando no haya nadie en casa.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje