REPRESA

Aumento de capacidad de almacenamiento de energía de UTE permitirá ahorrar US$ 205 millones

UTE ampliará la cota del embalse de la represa de Rincón del Bonete, para lo cual adquirirá en promedio, el 6% de unos 750 padrones ubicados a ambas márgenes del río Negro, con el objetivo de contar con una mayor disponibilidad de almacenamiento de energía, lo que permitirá al país ahorrar 205 millones de dólares en 20 años.

Gerente del Área Generación de UTE, Daniel Larrosa; gerente del Área de Asesoría Técnico Jurídica, José Alem; y gerente del Área Planificación de UTE, Jorge Cabrera. Foto: LARED21.
Gerente del Área Generación de UTE, Daniel Larrosa; gerente del Área de Asesoría Técnico Jurídica, José Alem; y gerente del Área Planificación de UTE, Jorge Cabrera. Foto: LARED21.

Este martes 4 de diciembre, UTE presentó -en conferencia de prensa- el proyecto de “mejor aprovechamiento del embalse de la central hidroeléctrica Gabriel Terra (Rincón del Bonete)”en el río Negro.

Participaron en la conferencia de prensa el gerente del Área Planificación de UTE, Jorge Cabrera; el gerente del Área de Asesoría Técnico Jurídica, José Alem; y el gerente del Área Generación, Daniel Larrosa.

La propuesta implica la modificación de cota 80 a 81 del embalse de la represa de Rincón del Bonete, lo que permitirá una mejor utilización del agua embalsada según las necesidades derivadas de la nueva realidad del sistema eléctrico nacional.

Según expresó Alem existe una razón de “interés general” para emprender esta acción, y UTE se basó en la Constitución de la República, leyes y decretos.

Por esta razón, detalló la aplicación de la normativa constitucional y legal vigente (los artículos 7 y 32 de la Constitución, las leyes 9.257 y 9.722, los decretos Leyes 14.694 y 15.031).

Alem remarcó que UTE resolvió iniciar los trámites necesarios para proceder a la expropiación de terrenos en la zona, con el fin de lograr los objetivos propuestos.

Los predios representan, en promedio, un 6% de cada uno de los 750 padrones involucrados, a ambas márgenes del río Negro, en los departamentos de Tacuarembó y Durazno.

Dijo que el trámite está en curso y se respeta en forma íntegra los derechos de los propietarios de los inmuebles afectados.

El total de áreas afectadas es de 10.000 y la erogación para UTE significaría una cifra algo superior a los 40 millones de dólares.

Remarcó que la primera obligación no es venderle energía a Brasil ni Argentina, sino que todo el país pueda tener energía disponible a cada momento.

Alem descartó que las playas de San Gregorio de Polanco puedan resultar afectadas con el aumento de la cota, porque habrá menos agua en los meses de verano, ya que se permitirá una utilización mayor.

Ahorro de 205 millones de dólares

A su turno, Cabrera hizo especial hincapié al cambio de la matriz energética que ha desarrollado el país en los últimos años, con la “masiva introducción de Energías Renovables No Convencionales (eólica, solar y biomasa)”, lo que ha permitido “dejar definitivamente atrás la época de restricciones o cortes originados en la dependencia de fuentes de las que nuestro país carece (petróleo) y en la volatilidad de factores climáticos (sequía)”.

Además, ha significado un “importante abatimiento de los costos de generación de energía eléctrica”, y permite una “creciente complementariedad entre las distintas fuentes de generación”.

Destacó que el sistema eléctrico valoriza cada vez más el almacenaje, y el lago del Rincón del Bonete es el más importante en el país.

Por ello, la iniciativa permitirá la “optimización” del uso del embalse de Rincón del Bonete de acuerdo a la nueva realidad y en beneficio del país, realizando una menor utilización en los meses de invierno y primavera y un mayor uso durante el verano.

Contar con una mayor disponibilidad de almacenamiento permitirá al país ahorrar “205 millones de dólares en 20 años”, solo mirando el sistema eléctrico uruguayo y sin tener en cuenta exportaciones.

No se requiere permiso ambiental

Por su parte, Larrosa manifestó que la represa tiene una potencia de 152 megavatios, lo que no se modificará con el proyecto. “No se alterará la potencia de la represa, ni se cambiará el combustible porque seguirá siendo el agua, y por ello no es necesario ningún permiso ambiental nuevo”.

Larrosa remarcó tres aspectos que se tienen en cuenta en el proyecto: “La seguridad de la represa, que no se afectará a las distintas ciudades y localidades comprendidas en el sistema, y que se priorizarán los usos agropecuarios”.

Dijo que la contaminación del río Negro hoy le trae costos a UTE y perjudica la actividad económica en los pueblos, pero ello se debe a los agrotóxicos que se vuelcan al río. “Directamente UTE no contribuye a la contaminación, sí a las medidas de mitigación y aportando a la solución del problema”.

También se descartó el hecho de que los productores agropecuarios puedan ser afectados.

Por otro lado, se indicó que UTE analiza con la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) cuál sería la condición que requeriría la disolución de lo que eventualmente UPM arroje aguas abajo del Rincón del Bonete. Pero se aclaró que la iniciativa fue anterior a la propuesta de instalación de UPM II.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje