Imprimir

Fondo Monetario eleva previsión de crecimiento de la economía uruguaya

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó las previsiones de crecimiento de la economía uruguaya a 3,4% para este año, estima que el déficit global disminuirá a 3,3% del Producto Bruto Interno (PBI), y destacó el “notable declive” de la inflación.

banco-central-uruguay-lr21-e

El Directorio Ejecutivo del FMI concluyó la Consulta del Artículo IV en Uruguay correspondiente a 2017.

En tal sentido, en suinforme manifestó que Uruguay tuvo un “buen” año en 2017. El crecimiento está estimado en más de 3% y el aumento del desempleo ha llegado a su fin, según los pronósticos.

“La orientación relativamente restrictiva de la política monetaria y la apreciación del tipo de cambio contribuyeron a una notable disminución de la inflación, estimada en 6,5% para finales del año”, lo cual la ubica dentro de la banda fijada como meta por el Banco Central del Uruguay por primera vez en siete años, remarca el organismo a través de un comunicado.

También manifiesta que el ajuste fiscal está “bien encaminado”. La política fiscal fue “anticíclica en 2017, y el aumento de los ingresos generados por el impuesto a la renta se vio compensado parcialmente por el avance de los costos de las pensiones y la atención de la salud”.

“Se estima que el déficit global disminuirá a 3,3% del PBI, y el gobierno mantiene el acceso a los mercados financieros internacionales en condiciones favorables, entre otras vías mediante bonos internacionales denominados en pesos”, expresa el FMI.

Asegura que los flujos financieros “se mantienen volátiles” y, en términos generales, “los inversionistas locales y no residentes conservan un firme interés en el peso”.

En tal sentido, el BCU “intervino para dar cabida a estas fluctuaciones de la inversión de cartera, añadiendo 3.000 millones de dólares a su stock de reservas netas en los primeros tres trimestres de 2017”.

El organismo internacional indica que el saldo en cuenta corriente “viene mejorando y actualmente registra un superávit, estimado en 2% del PIB en 2017”.

“La mayor competitividad frente a Argentina se ha traducido en un aumento rápido y fuerte de la llegada de turistas, en tanto que la apreciación real en relación con el resto del mundo ha debilitado la competitividad de las exportaciones de muchos productos agrícolas y manufactureros”, expresa el FMI en su informe.

También indica que los riesgos para las perspectivas “no se han desvanecido”. Del lado positivo, “una posible inversión extranjera en la tercera planta de celulosa podría ser el proyecto de inversión extranjera directa más grande de la historia del país”.

Mientras que los riesgos a la baja incluyen “una pérdida prolongada de la competitividad o menos interés de los inversionistas en los mercados emergentes”.

El FMI también expresa que “los riesgos para la estabilidad financiera son limitados. El sector bancario es pequeño en relación con el tamaño de la economía y aunque la morosidad crediticia ha aumentado en los últimos años, se mantiene moderada, en menos de 4%”.

Elogios

En el informe del organismo se destacan los elogios a las autoridades uruguayas por la “prudencia de sus políticas, gracias a la cual el país pudo aprovechar las favorables condiciones externas para lograr buenos resultados macroeconómicos en 2017”.

En términos amplios, “el ajuste fiscal está avanzando de acuerdo con lo previsto, y de que se ha logrado ubicar la inflación dentro de la banda fijada como meta por el Banco Central”.

De todos modos alertan a las autoridades a “aprovechar la sólida posición en que se encuentra el país para seguir afianzando la resiliencia económica y abordar los obstáculos estructurales al crecimiento inclusivo a mediano plazo”.

El FMI celebra el compromiso de las autoridades con la “flexibilidad cambiaria” como importante estabilizador frente a los shocks. Recalcaron que “las intervenciones deberían estar limitadas a contrarrestar condiciones desordenadas en los mercados”.

Para abordar la brecha de infraestructura “será importante reorientar el gasto público hacia la inversión, evaluando con cuidado al mismo tiempo los costos y los beneficios de los proyectos públicos y público-privados y la idoneidad de los incentivos con los que se pretende atraer inversión privada”.

También se expresa que una buena gobernanza de las empresas estatales “será importante para limitar los riesgos fiscales”.

“Para sentar las condiciones necesarias para un crecimiento vigoroso e inclusivo sostenido, la actual prudencia fiscal y monetaria debería ir acompañada de una mayor atención a las reformas estructurales”, se manifiesta en el informe.

Destacan que “la solidez de las instituciones uruguayas y la estabilidad económica lograda con tanto esfuerzo están ampliamente reconocidas”.

“Con todo, hay margen para abordar debilidades en la infraestructura del transporte, la educación y la formación de aptitudes, la flexibilidad del mercado laboral y el acceso a mercados externos”, se expresa.

El FMI indica que “las reformas encaminadas a mejorar el clima de negocios para respaldar una base manufacturera y agrícola vibrante y diversa serán importantes para afianzar la competitividad, especialmente si se intensifican las presiones hacia la apreciación”.

 

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión