Imprimir

Comienza una huerta en tu casa con sobras de cocina

Crea una huerta hogareña reciclando sobras de comida y sin necesidad de tener mucho tiempo o espacio. Aprovecha aquello que hoy consideras “basura” para poder llevar a tu mesa alimentos cosechados en casa.

Dar el primer paso hacia una quinta en el hogar ahora no te parecerá tan difícil, ya que no necesitas visitar ningún vivero, o comprar semillas o emplear mucho tiempo cuidando de plantines.

Reutiliza lo que hoy tiras a la basura y retoma una tradición que se ha perdido de a poco.

Una huerta en el hogar no solamente es un método de auto-sustento muy válido, que se remonta a los comienzos de la humanidad, sino que es una manera más de contribuir con el cuidado del ambiente si creces tus vegetales a partir de desechos.

Albahaca

Plantar albahaca a partir de algunas hojas

Dale un sabor mediterráneo a tus ensaladas, pizzas y salsas con albahaca de tu propia quinta / Foto: Alice Henneman

Propagar albahaca es de lo más sencillo, recorta hojas con aproximadamente diez centímetros de tallo y colócalos en un vaso con agua (las hojas no pueden mojarse). Ubica este vaso en un área soleada, pero que no reciba luz solar directa. Cuando las raíces midan 4-5 centímetros, trasplanta a una maceta con tierra.

Lechuga

Plantar lechuga en casa a partir de las sobras

Bonita y deliciosa, las plantas de lechuga son fáciles de mantener / Foto: Dwight Sipler

Coloca el corazón de la lechuga que te sobró de la última ensalada en un recipiente con 1-2cm de agua en un lugar que reciba bastante luz solar. Espera tres o cuatro días hasta ver raíces y hojas nuevas, esto te indica que la lechuga está lista para ser trasplantada a la tierra.

Brotes

Cultivar brotes de soja, alfalfa o lentejas

Añade nutrientes y fibra extra a tu dieta incorporando brotes a ensaladas y sandwiches / Foto: Sriram Bala

Cultiva brotes (sprouts) de soja, alfalfa, lentejas o la semilla que desees para añadir a tus comidas.

  1. Remoja durante la noche una cucharada de los porotos en un recipiente con agua.
  2. A la mañana siguiente, enjuaga y cuela poniendo las semillas en un bol seco.
  3. Durante la noche, cubre con un paño húmedo el recipiente y colócalo en un lugar cálido.
  4. En la mañana enjuaga nuevamente los porotos, y colócalos en un bol seco.
  5. Continúa repitiendo los pasos 3 y 4 hasta que veas el brote, o hasta que este alcance el tamaño que deseas.

Una vez listos, guarda los brotes en la heladera en un frasco y consúmelos antes de que tengan olor feo.

Papas

Plantar papas en casa a partir de las sobras

Para tus papas fritas y tortillas qué mejor que una reserva de papas en la huerta de casa / Foto: Susy Morris

No desperdicies papas que comenzaron a germinar, recorta los ojos germinados o directamente utiliza la papa entera. Crea un hoyo de 10 centímetros de profundidad y coloca la papa con el ojo germinado orientado hacia arriba. Cubre con tierra y espera unas semanas para comenzar a ver las hojas. Bajo la tierra en este momento se generan decenas de raíces y comenzarán a aparecer pequeños papines.

Ajo

Plantar ajo en casa a partir de un solo diente

Pocos se pueden resistir al sabor intenso del ajo y sus propiedades medicinales, cosecha tus propios ajos en casa / Foto: Criss

A partir de un diente de ajo puedes crecer una nueva cabeza. Coloca el diente con las raíces hacia abajo en la tierra, ubica la maceta en un lugar donde reciba mucha luz solar, preferiblemente afuera durante el día. Aproximadamente un mes luego de que salen las primeras hojas, brota un vástago redondo que tiende a enroscarse que le llaman porrino.

Corta este porrino para que la cabeza del ajo reciba todos los nutrientes y energía, pero no lo tires ya que es una delicia gastronómica.

Cebolla

Plantar cebollas en la huerta de tu casa a partir de sobras

Las cebollas son muy duraderas, qué mejor que tener tu propia cosecha para todo el año / Foto: Susy Morris

Las cebollas son muy fáciles de crecer dentro o fuera de la casa. Corta la raíz junto a 2-3 centímetros de cebolla y cúbrela con un poco de tierra, en una zona soleada y sorpréndete al verla crecer.

NOTICIA RELACIONADA

La cebolla es un alimento beneficioso

Cebolla de verdeo

Plantar cebolla de verdeo en la huerta de casa

Ten cebolla de verdeo a la mano siempre plantando algunos tallos en un vaso con agua / Foto: Gail M. Tang

Aún más sencillo que la cebolla, para crecer cebolla de verdeo solamente necesitas sumergir la base en un recipiente con agua bajo luz solar directa. Cambia el agua cada pocos días. Las hojas continuarán creciendo y podrás cortar de acuerdo a lo que necesites.

Morrones y pimientos

Plantar morrones, pimientos, habaneros, chili picante en casa a partir de semillas

Trae un poco de sabor picante a tu vida plantando pimientos y morrones desde la semillas que quitaste / Foto: Garrett Heath

Incluye algo de picante creciendo morrones y pimientos desde sus semillas. Cuando las remuevas asegúrate de recolectarlas y plantarlas en tierra en una sola que reciba mucho sol. Los morrones no necesitan mucho cuidado, y una vez que hayas cosechado puedes guardar nuevamente las semillas. ¡Mucho cuidado con los fríos!, ya que impedirán la germinación.

Tomate

Cultivar tomates en casa

Cuida tus tomates, ya que esta planta es propensa a plagas y enfermedades / Foto: Jiri Brozovsky

Al igual que los morrones, para plantar tomates necesitarás enjuagar y dejar secar las semillas. Mantenlas adentro hasta que notes crecimiento, y cuando midan unos diez centímetros, puedes mover tus plantas de tomate al jardín donde reciban buena cantidad de luz solar. Recuerda que en invierno tendrás que moverlas nuevamente al interior para resguardarlas de los fríos.

Batata

Plantar batatas o boniatos con sobras de la cocina

Cultivar batatas o boniatos con sobras de la cocina es muy sencillo / Foto: Joanne

Entierra una batata o parte de ella bajo una capa fina de suelo, hasta que veas brotes (si no ves brotes, es porque la variedad que utilizaste está modificada para no propagarse). Cuando estas guías midan unos diez centímetros, retira la tierra, remuévelas y replántalos con una separación entre sí de 30cm. El crecimiento de nuevas batatas tarda hasta cuatro meses, mientras tanto cuida las plantas de las babosas.

Para una planta sencilla: coloca el boniato en una maceta colgante y deja que las guías crezcan libremente. No tendrás nuevos boniatos, pero tendrás una planta muy bonita.

MÁS DE ECOLOGÍA Y JARDINERÍA

Consejos para hacer que tu casa sea más eco-friendly

Renueva tu patio con estas ideas fáciles y baratas

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión