¡SALUD!

Encuentran la cerveza más antigua del mundo: Fue fermentada hace 13.000 años

La humanidad ha tenido una larga y nutrida relación con las bebidas alcohólicas. Las primeras fueron descubiertas, posiblemente, por error, pero posteriormente aprendimos a fabricarlas con todo tipo de productos alimenticios.

Foto con fines ilustrativos: Pixabay
Foto con fines ilustrativos: Pixabay

La cerveza fue una de las primeras bebidas que los humanos produjeron, y ahora parece ser mucho más antigua de lo que pensábamos anteriormente. En general, se cree que la “birra” tiene unos 7.000 años, pero ahora los arqueólogos han encontrado pistas que podrían fechar la fabricación de cerveza a casi el doble de esa edad, lo que significa que es anterior a la agricultura y representa el registro más antiguo de una bebida alcohólica producida de forma artificial.

La nueva evidencia fue descubierta en la Cueva de Raqefet en Israel, que una vez fue un sitio importante para el pueblo Natufian, una civilización de cazadores-recolectores que poblaron la región de Levante en el Mediterráneo Oriental hace entre 15.000 y 10.000 años.

En los morteros de piedra encontrados en la cueva, los investigadores de Stanford descubrieron rastros de almidón y partículas de plantas llamadas fitolitos, lo que indica que los granos fueron triturados y procesados ​​de una manera que sugiere la elaboración de cerveza.

Una sorpresa

Los arqueólogos se vieron sorprendidos por el hallazgo, ya que no era precisamente lo que estaban buscando en sus indagaciones.

“No nos propusimos encontrar alcohol en los morteros de piedra, solo queríamos investigar qué alimentos de plantas podrían haber consumido estas personas porque había muy pocos datos disponibles en el registro arqueológico”, dice Li Liu, investigador principal del estudio.

Según el informe de la investigación, los restos de cerveza tendrían quenre 11.700 y 13.700 años, lo que transformaría este indicio en el más antiguo de la existencia de esta bebida espirituosa.

Los maestros cerveceros del pueblo Natufian primero ponían a maltear el trigo o la cebada dejando granos en agua hasta que comenzaran a brotar, luego se secarían y almacenarían. Más tarde, esa malta se trituraba y se hacía puré, se calentaba y finalmente se dejaba fermentar con levadura silvestre.

El resultado final no se habría visto como la cerveza de hoy. Según el equipo, habría tenido una apariencia más bien pastosa y densa, con mucha de la fibra de la cebada flotando en el recipiente que se usara para bebe.

Para respaldar la hipótesis, los científicos de Stanford recrearon la receta antigua, y descubrió que las huellas dejadas en sus equipos coincidían estrechamente con las encontradas en los artefactos. Esta no es la primera vez que el equipo elabora cerveza de esta cosecha: el año pasado, algunos de los mismos investigadores elaboraron brebajes a base de una receta china de 5.000 años de antigüedad, con resultados semejantes.

“Este descubrimiento indica que hacer alcohol no fue necesariamente el resultado de excedentes de la producción agrícola, sino que se desarrolló para fines rituales y necesidades espirituales, al menos hasta cierto punto, antes de la agricultura”, concluyó Liu.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje