Imprimir

Estudio revela que dormir mal puede causar que el cerebro "se coma a sí mismo"

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Neuroscience, sugiere que la privación crónica del sueño puede hacer que el cerebro "se coma a sí mismo", ya que las células que digieren los desechos celulares entrar en la saturación.

cerebroHoy en día podemos asegurar que un mal hábito del sueño puede traernos consecuencias importantes tanto a corto como a largo plazo. Ahora, un nuevo estudio se suma para contar más en detalle, cómo reaccionan exactamente las neuronas cuando nos privamos de dormir.

Como sabemos, dormir bien es una parte crucial para el correcto funcionamiento del cerebro porque mientras nuestro cuerpo descansa, se eliminan los subproductos tóxicos del día – un poco de limpieza neural, si se quiere, para mantener las cosas en buen estado.

Parte de las responsables son las células de microglia, cuyo trabajo es ingerir los productos de desecho del sistema nervioso, devorando los restos celulares de las células gastadas y muertas. Por otro lado, los astrocitos, los multitareas del cerebro, realizan una serie de funciones y deberes, uno de los cuales incluye la poda de sinapsis innecesarias para ayudar a reconectar el cerebro (y pensabas que tu trabajo era importante).

Dormir más puede aliviar el dolor crónico mejor que los analgésicos

Una nueva investigación publicada en la revista científica Nature sugiere que dormir más durante la noche, y tomar componentes que promuevan la vigilia como la cafeína durante el día, alivia…

“Mostramos por primera vez que ay porciones de sinapsis que son literalmente comidas por los astrocitos debido a la pérdida del sueño”, dijo a New Scientist la neuróloga Michele Bellesi de la Universidad Politécnica de Marche en Italia. Sin embargo, el equipo no especificó si esta actividad es perjudicial o útil durante la pérdida de sueño grave.

El descubrimiento más intrigante a la vez que preocupante y con requerimiento de mayor investigación, fue la actividad de la microglia. Estas, estuvieron activas pero sólo luego de la privación de sueño, un comportamiento asociado al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzemier.

“La pérdida crónica de sueño activa las células de microglia y promueve su actividad fagocítica (digestión de residuos), aparentemente sin signos manifiestos de neuroinflamación, lo que sugiere que la interrupción prolongada del sueño puede provocar microglia y tal vez predisponer al cerebro a otras alteraciones”, explicaron los autores del estudio.

El órgano más complejo de todos, el cerebro, está constantemente creando, fortaleciendo y deconstruyendo un intrincado laberinto de pasajes. Es un proyecto interminable donde algunas estructuras biológicas se construyen y otras se rompen.

Más trabajo ayudará a aclarar si esta actividad de astrocitos y microglias protege u obstaculiza el cerebro cuando no podemos conciliar el sueño. De todas formas, todo apunta a que los trastornos del sueño no traen nada bueno y debemos ser conscientes de ello para prevenirlo, aunque eso implique modificar algunos hábitos de la vida rutinaria.

‘Dormir profundamente nutre la vida’, el lema del Día Mundial del Sueño 2017

Bajo el lema ‘Dormir profundamente nutre la vida’, se celebró ayer el Día Mundial del Sueño, una conmemoración impulsada por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM) hace nueve…

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión