TERRORISTA

Trump confirma la muerte del hijo de Osama Bin Laden

Trump emitió un comunicado en el que confirmó la muerte del heredero de la organización terrotista Al Qaeda pero no dio muchos detalles.

Captura de pantalla de un video difundido por la CIA
Captura de pantalla de un video difundido por la CIA

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, confirmó la muerte de Hamza bin Laden, hijo del cerebro terrorista del 11 de septiembre y fundador de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, el mandatario dijo que la muerte de Hamza bin Laden “no solo priva a al-Qaeda de importantes habilidades de liderazgo y la conexión simbólica con su padre, sino que socava las principales actividades operativas del grupo”.

“Hamza bin Laden fue responsable de planificar y tratar con varios grupos terroristas”, agregó Trump.

Según medios de prensa estadounidenses, funcionarios estadounidenses habían dicho en julio que se creía que Hamza bin Laden había muerto en los últimos dos años, pero que no estaba claro cuándo y dónde había sucedido.

Una fuente de los servicios de inteligencia afganos dijeron que el joven probablemente había sido asesinado durante una redada conjunta de las fuerzas especiales estadounidenses y afganas. Él no era el objetivo principal del operativo pero fue atrapado en un edificio en medio de la acción.

Declaratoria estratégica

Aunque la muerte del terrorista habría sucedido en los últimos dos años, la Casa Blanca se guardó el anuncio para estos días en que la tensión ha crecido por la suspensión unilateral desde Washington de unas negociaciones de paz con líderes talibanes.

Hamza bin Laden surgió como un “líder clave” en la organización terrorista después de que su padre fue asesinado en una redada por efectivos militares de Estados Unidos en Pakistán en 2011, según funcionarios estadounidenses.

La administración Trump dijo que el joven estaba siendo preparado para tomar las riendas de la organización, acusada de ser la principal gestora de los ataques del 11 de setiembre de 2001 en varios puntos de EE.UU.

A principios de este año, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció una recompensa de US$1 millón por información que condujera a la captura de Bin Laden y lo acusó de “amenazar con ataques contra Estados Unidos en venganza por el asesinato de su padre en mayo de 2011 por las fuerzas militares estadounidenses”.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje