BREXIT

La UE intenta ayudar a May pero sin cambiar el acuerdo del Brexit

La UE aclara que no quiere que entre en vigor la salvaguarda del Brexit sobre la frontera irlandesa para dar "apoyo" a Theresa May de cara a la votación del acuerdo del Brexit en el Parlamento.

La UE ayudar a May pero sin cambiar el acuerdo del Brexit.
La UE ayudar a May pero sin cambiar el acuerdo del Brexit.

Donald Tusk y Jean-Claude Juncker, presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea respectivamente, enviaron este lunes una carta a la primera ministra británica, Theresa May, en la que tratan de dar seguridad a los británicos, pero aseguran que no están “en posición de acordar nada que cambie o sea inconsistente con el acuerdo”.

La carta llega en el día previo a la sesión parlamentaria en la que se votará el acuerdo obtenido por el ejecutivo de Theresa May para la salida de la UE.

Parlamento británico comenzó el debate legislativo que definirá cómo será el Brexit

La votación del acuerdo de Brexit será el martes 15 de enero, si no se aprueba el gobierno…

El Parlamento británico vota este martes el acuerdo alcanzado a finales de noviembre con Bruselas y todo hace prever que no logrará la aprobación.

Para evitar la derrota May pidió a sus socios comunitarios ayuda, una ayuda cifrada en “aclaraciones y seguridades” de que Reino Unido no se quedará partido entre la isla de Gran Bretaña y la de Irlanda, atrapada en el mercado interno europeo a través de la frontera invisible irlandesa en caso de que no haya acuerdo para la relación futura.

Dar tranquilidad

En su carta los líderes europeos reafirmaron que la Unión Europea “no desea” que “entre en vigor” el backstop, la salvaguarda para la frontera irlandesa, ya que se trata de un último recurso y no algo que se quiera poner en marcha “porque su entrada en vigor supondría que no se ha llegado a un acuerdo para la relación futura. Y todo el mundo quiere un acuerdo para una relación futura ordenada”.

“La UE dedicará todos sus esfuerzos a negociar y concluir rápidamente un acuerdo que reemplace al backstop, y espera lo mismo de Reino Unido, de modo que el backstop se mantenga en vigor por el tiempo estrictamente necesario”, expresa el texto.

El objetivo de esta aclaración es tratar de convencer a los euroescépticos más radicales, que temen que esta solución atrapará a Reino Unido en una unión aduanera permanente con la Unión Europea y les impedirá llevar a cabo una política comercial autónoma.

En riesgo el Brexit

“La carta que hemos recibido tiene fuerza legal, y debe servir para interpretar el contenido del acuerdo de retirada. Deja claro que el backstop no supone una amenaza en absoluto”, dijo May este lunes.

A su vez la primera ministra advirtió a los diputados remisos a votar a favor de su acuerdo – que si el Parlamento rechaza el plan, Reino Unido corre el riesgo de no tener ningún tipo de Brexit. “El resultado más probable será una parálisis parlamentaria que nos lleve al riesgo de que no salgamos de ningún modo de la UE”, dijo.

“Espero que mis colegas escuchen las razones de la UE y reconozcan que lo mejor es apoyar el acuerdo del Gobierno porque cumple con el resultado del referéndum [de 2016, en el que ganó la salida de la Unión] y lo hace de una manera que minimiza los riesgos para nuestra economía”, expresó por su parte el ministro de Comercio Internacional, Liam Fox.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje