FRANCIA

Macron declaró “una emergencia económica y social” en Francia

El presidente francés prometió aumentar el salario mínimo y hacer concesiones fiscales tras las intensas protestas de los 'chalecos amarillos'.

Macron declaró "una emergencia económica y social" en Francia.
Macron declaró “una emergencia económica y social” en Francia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, realizó su primera conferencia de prensa desde el estallido de la crisis de los ‘chalecos amarillos’ y anunció una serie de medidas para calmar las manifestaciones que se vienen realizando desde hace cuatro semanas en toda Francia.

Macron dijo que a partir del próximo año, el salario mínimo (que ronda ahora los 1.500 euros) aumentará 100 euros mensuales y se llevará a cabo una rebaja de impuestos dirigida a pensionistas y trabajadores.

París le exige a Trump que no se meta en los asuntos de Francia

“No tomamos partido en los debates estadounidenses. Déjenos vivir nuestra vida de nación”,…

El mandatario dijo que su país se encuentra en un estado de “emergencia social y económica”.
“Hoy nos vemos obligados a admitirlo. Estoy anunciando una emergencia económica en nuestro país”, declaró.

“Veo un estado de emergencia social y económico de Francia. -reconoció hoy el mandatario en un discurso difundido por las redes sociales de la Presidencia francesa- Saldremos bien todos juntos. No podemos seguir divididos. Atravesando esta crisis, reconciliaremos a los franceses”, agregó.

Chalecos amarillos

El presidente galO llamó a los ‘chalecos amarillos’ a la calma y el orden porque “no hay justificación para su ira y todos esos enfrentamientos violentos”.

“Seremos intransigentes con los violentos. (…) Cuando la violencia se desencadena, la libertad cesa”, advirtió.

Cuarta jornada de intensas protestas de los “chalecos amarillos” en París

Este sábado los franceses volvieron a tomar París. Hay al menos 55 heridos y más de 700…

“Ninguna ira justifica el ataque a un policía o la degradación de una tienda y edificios públicos. De ahora en adelante, la paz y el orden republicano deben reinar”, dijo, al tiempo que reconoció que las familias mal pagadas, los jubilados y los discapacitados tienen derecho a estar indignados y ofreció algunas concesiones a sus demandas.

Más anuncios

Entre los anuncios que hizo precisó que las horas extra estarán libres de impuestos (o de otro tipo de cargas) y que los trabajadores que reciban extra a fin de año también lo harán libre de impuestos.

Sobre los jubilados dijo que los que ganen menos de 2.000 euros mensuales verán anulada la subida de la Contribución Social Generalizada (CSG), un impuesto proporcional sobre los ingresos profesionales o de capital que financia la Seguridad Social.

Por el contrario, no aceptó reinstaurar el impuesto sobre la fortuna (ISF), que lo pagaban aquellos con un patrimonio neto imponible superior a los 1,3 millones de euros y que fue sustituido por un impuesto sobre la fortuna inmobiliaria (IFI).

“Queremos una Francia donde una persona pueda vivir dignamente de su trabajo. Pido al Gobierno y al Parlamento que hagan lo necesario”, concluyó.

El movimiento de los chalecos amarillos surgió de manera espontanea a finales del mes de octubre sin estar ligado a partidos políticos, sindicatos ni una ideología clara, pero sus manifestaciones se fueron intensificando y a diferencia de otros movimientos lograron el apoyo de gran parte de la población.

Su accionar llevó al presidente francés a retirar la subida de impuestos sobre los carburantes que fue el desencadenante de las manifestaciones, pero al continuar las protestas en las calles el pasado sábado decidió hacer su primera declaración al respecto y anunciar nuevas medidas para calmar las aguas.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje