FRANCIA

Cuarta jornada de intensas protestas de los “chalecos amarillos” en París

Este sábado los franceses volvieron a tomar París. Hay al menos 55 heridos y más de 700 detenidos.

Cuarta jornada de intensas protestas de los "chalecos amarillos" en París .
Cuarta jornada de intensas protestas de los “chalecos amarillos” en París .

“Todos al Eliseo’, con este lema miles de franceses volvieron a salir a las calles este sábado en París y otras ciudades de Francia para rechazar las políticas oficiales y reformas económicas de Emmanuel Macron.

Es el cuarto fin de semana consecutivo de movilizaciones por toda Francia organizadas por el movimiento denominado “chalecos amarillos”, que surgió a finales de octubre originalmente por el aumento planificado del impuesto sobre el combustible y que en las últimas semanas ha sumado respaldo de la mayoría de los franceses y sindicatos.

Este sábado los enfrentamientos entre los “chalecos amarillos” y la Policía francesa han causado 55 heridos, tres de ellos policías, de acuerdo con un portavoz de Prefectura y hay al menos 700 manifestantes arrestados.

El portavoz de la prefectura dijo que las personas fueron detenidas sobre todo por formar parte de grupos susceptibles de protagonizar actos de violencia o por estar en posesión de objetos que pueden utilizarse para ello.

Y agregó que no necesariamente quedarán bajo custodia una vez que se realicen las verificaciones pertinentes.

Las cifras, que podrían aumentar, se explican en gran medida por el despliegue de 89.000 policías y gendarmes (65.000 una semana antes), de ellos 8.000 en la capital que desplegó el gobierno francés ante el anuncio de la nueva protesta. Las fuerzas de seguridad salieron a las calles con la consigna de intervenir rápidamente contra los autores de altercados para impedir destrozos y que se levantaran barricadas.

El primer ministro francés, Édouard Philippe, informó en la mañana del sábado que habían ocurrido 481 arrestos de personas, 211 de los cuales habían quedado bajo custodia en comisaría.

Philippe habló con la prensa tras reunirse con los responsables de seguridad en el Ministerio del Interior para supervisar la marcha del dispositivo por las protestas.

Según las cifras difundidas por las autoridades francesas a unas 8.000 personas se movilizaron en París, 31.000 en todo el país.

El principal punto de fricción en París fueron los grandes bulevares, donde grupos de manifestantes formaron barricadas con material que se habían llevado de algunos establecimientos próximos y con mobiliario urbano, antes de prenderlos fuego.

Los agentes antidisturbios utilizaron vehículos con mangueras de agua a presión y lanzaron gases lacrimógenos para hacer retroceder a los manifestantes.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, justificó su pertinencia para impedir que se reproduzcan los disturbios del sábado pasado: “Hemos tenido que dar una respuesta fuerte”.

Castaner dijo al canal BFMTV que solicitó a los “chalecos amarillos” que quieren hacer valer sus reivindicaciones “que no se mezclen” con los violentos porque “la violencia no es nunca una forma de manifestarse”.

También dijo que “el Gobierno ha tendido la mano” con su disposición al diálogo y con medidas como la supresión de la subida de impuestos sobre el carburante que estaba programada a partir de enero: “Ahora hay que ponerse en torno a la mesa y discutir”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje