ROBO DE BEBÉS EN CHILE

Un estadounidense sustraído al nacer en Chile del 76 se reencuentra con su madre biológica

Este miércoles el estadounidense viajará hasta la isla de Chiloé, en el sur de Chile, para reencontrarse con su madre biológica, Blanca Gallardo, quien siempre creyó que su hijo había nacido muerto.

Un estadounidense sustraído al nacer en Chile del 76 se reencuentra con su madre biológica. Foto: EFE
Un estadounidense sustraído al nacer en Chile del 76 se reencuentra con su madre biológica. Foto: EFE

Tras más de 40 años el ciudadano estadounidense Jeremy Pixton encontró a su madre biológica en Chile, en una de las miles de adopciones irregulares ocurridas durante la dictadura de Augusto Pinochet que investiga la justicia.

Pixton viajó a Chile y se reunió en Santiago con el juez especial de Derechos Humanos, Mario Carroza, quien desde enero realiza una extensa investigación sobre sustracción de menores y está previsto que hoy viaje a la isla de Chiloé, en el sur de Chile, para finalmente reencontrarse con su madre, Blanca Gallardo.

“Es un sueño, es increíble tener la oportunidad de conocerla”, manifestó a la prensa.
“Estoy muy emocionado, voy a conocer a mi mamá biológica mañana; la familia se agranda, mis hijos tienen otra abuela. Aunque la distancia es un inconveniente, me siento sobrepasado por los hechos’, declaró Pixton a Prensa Latina.

Pixton nació en octubre de 1976 en el hospital San Borja de Santiago, desde donde fue dado en adopción, por medio de un abogado chileno y miembros de la Iglesia mormona en el país, a una pareja estadounidense que pertenecía a la misma religión en Utah, Estados Unidos. Él fue dado en adopción sin conocimiento de su madre biológica, a quien en el hospital le dijeron que su hijo había nacido muerto.

“Ella ni siquiera sospechaba que su hijo pudiera estar a vivo; ni siquiera lo buscaba”, dijo Constanza del Río, directora de la ONG “Nos Buscamos” dedicada desde 2014 a la búsqueda de niños sustraídos, y que posibilitó el reencuentro de Pixton con su familia biológica.

Su historia es similar a los miles de casos que investiga el juez Carroza.

“Tráfico de niños”

La ONG “Nos Buscamos” contabiliza hasta ahora 32 reencuentros, mientras que otra organización similar, “Hijos y madres del silencio”, ya ha logrado más de un centenar.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) se hizo recurrente esta práctica, aunque hasta ahora se ha descartado el secuestro de niños como método represivo. Se cree que las condiciones de esa época facilitaron el accionar de grupos dedicados a “captar” niños para enviarlos al extranjero con fines económicos.

“A mí siempre me dijeron mis padres que yo era parte de una adopción legal. Ellos tampoco sabían, hasta que comenzó la investigación por Constanza y su equipo”, reveló Jeremy.

Fue su curiosidad por conocer a su familia biológica la que destapó el asunto. Por un reportaje de televisión supo de la ONG y ahí ambas partes se pusieron en contacto.

El abogado Jaime Villalobos y la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días en Chile, fueron los encargados de conceder en adopción al niño a una pareja estadounidense. La esposa del letrado, Susana Donoso, inscribió a la criatura.

Fue registrado con los apellidos de sus padres adoptivos, Duncan Pixton Armstrong, pero la matrona Antonia Serra dejó certeza del nombre completo de la madre biológica.

Tras localizarla el test de ADN realizado por el laboratorio ’23 and Me’, confirmó su maternidad.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje