ITALIA

Fiscal general de Génova: “El derrumbe del puente no fue una fatalidad, sino un error humano”

El Gobierno italiano apunta a la empresa responsable del mantenimiento del puente.

Fiscal general de Génova: "El derrumbe del puente no fue una fatalidad, sino un error humano"
Fiscal general de Génova: “El derrumbe del puente no fue una fatalidad, sino un error humano”

Más de 30 muertos causó el derrumbe de un puente de una autopista en Génova, Italia, este martes, según el balance brindado por el viceprimerministro y ministro del Interior, Matteo Salvini, quien tildó de “inaceptable” la tragedia.

“Hay una treintena de muertos y muchos heridos graves”, dijo y se comprometió a individualizar a los responsables: “delante de los italianos me comprometo a determinar las responsabilidades de un desastre tan inaceptable”.

La Delegación del Gobierno en Génova actualizó la cifra de víctimas mortales y la cifró en 42, entre las que hay tres menores de ocho, doce y trece años, además de 16 heridos, algunos graves, y 12 desaparecidos.

Al menos 30 vehículos, entre ellos 3 camiones, se vieron afectados por el derrumbe, muchos de los cuales cayeron al vacío desde 45 metros de altura.

Desde el derrumbe trabajan en la zona unos mil agentes, entre bomberos, policía municipal, estatal, miembros de protección civil y equipos de emergencia que se afanan por limpiar la zona y buscar posibles supervivientes que sigan atrapados.

Varios muertos tras derrumbarse el puente de una autopista en Italia

Se derrumbó un puente en Génova y decenas de vehículos cayeron al vacío, Hasta ahora se han…

“No fue una fatalidad, sino un error humano” lo que provocó el derrumbe del puente en Génova, afirmó a la prensa el fiscal general de Génova, Francesco Cozzi, al final de una inspección en el área del accidente.

La Fiscalía abrió un expediente por derrumbe espontáneo y homicidio múltiple. “Tenemos que responder una sola pregunta: ¿por qué sucedió?”, dijo y agregó: “esta es nuestra tarea, y para realizarla haremos todo lo que sea necesario”.

“Cuando se complete la fase de investigación relacionada con las víctimas y los desaparecidos”, los investigadores entrarán de lleno a “analizar todos los aspectos relacionados con el diseño, la construcción y el mantenimiento del puente”, preciso el fiscal.
Según Cozzi los primeros pasos serán “reconstruir todos los trabajos que se estaban ejecutando desde el punto de vista del mantenimiento y también comprender qué pasó ese día específico, si hubo una causa desencadenante”.

Luego la Policía Judicial investigará todas las instituciones, compañías y operadores relacionados con la infraestructua, concluyó Cozzi.

Responsabilidad de la empresa

El Gobierno italiano exigió este miércoles la dimisión de los directivos de la concesionaria Autoestrade per l’Italia, filial de Atlantia y responsable del mantenimiento del puente que se derrumbó.

También advirtieron que se estudiarán las concesiones a estas empresas y que las multas pueden llegar a los 150 millones de euros.

El ministro de Infraestructuras italiano, Danilo Toninelli, aseguró en un mensaje en la red social de Facebook que “los directivos de Autostrade per l’Italia deben dimitir antes que nada” y dijo que el gobierno ha “activado todos los procedimientos para la posible revocación de las concesiones y la imposición de multas de hasta 150 millones de euros”.

“Si no son capaces de gestionar nuestras autopistas, el Estado lo hará”, aseguró el ministro que afirmó que “en un país civilizado no se puede morir por un puente que se derrumba”.

En ese sentido dijo que los culpables “de esta injustificable tragedia deben ser castigados”.

“Las compañías que administran nuestras autopistas se embolsan los peajes más caros de Europa, mientras que pagan concesiones a precios vergonzosos. Ingresan miles de millones, pagan unos pocos millones de impuestos y ni siquiera realizan el mantenimiento necesario para puentes y carreteras”, aseveró.

Por su parte Salvini, dijo a Radio 24 que “una compañía, como la que maneja ese tramo de autopista, que genera miles de millones de ganancias, debe explicar a los italianos por qué no ha hecho todo lo posible para reinvertir una parte de esas ganancias en seguridad”.

Y adelantó que el Gobierno pedirá a todas las concesionarias italianas que presenten un informe sobre el gasto que invierten en seguridad de las carreteras e insistió en que “este desastre no quedará impune”.

El ministro de Trabajo y Desarrollo Económico Luigi Di Maio, dijo que “los responsables tienen un nombre y un apellido y son Autopistas para Italia”.

Autopistas es una sociedad controlada por Atlantis, propiedad de la familia Benetton.

El directivo de la compañía Stefano Marigliani garantizó este miércoles en declaraciones a la Rai que las labores estaban siendo supervisadas y que no había elementos que advirtieran de un inminente peligro, por lo que no descartan “ninguna hipótesis”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje