"VIAJES DE LA MUERTE"

Vuelos de la muerte: procesan en Chile a represores por arrojar personas vivas al mar

El testimonio del suboficial Juan Guillermo Orellana Bustamante fue clave para comprobar el primer vuelo de la muerte de tres personas lanzadas vivas al mar en Chile.

CONCEPCION, 5 de enero  2018  Miguel Krassnoff FOTO: ALEJANDRO ZOÑEZ/AGENCIA UNO
CONCEPCION, 5 de enero 2018
Miguel Krassnoff FOTO: ALEJANDRO ZOÑEZ/AGENCIA UNO

La Justicia chilena procesó por primera vez a militares por los conocidos “viajes de la muerte” y haber arrojado a personas vivas al mar durante la dictadura militar de Augusto Pinochet.

El juez Jaime Arancibia Pinto dictó el procesamiento contra Miguel Krassnoff Martchenko, Richter Nuche Sepúlveda, Emilio de la Mahotiere y Carlos Mardones Díaz, por asociación ilícita y secuestro calificado de los detenidos desaparecidos Ceferino Santis Quijada, Luis Norambuena Fernandois y Gustavo Farías Vargas.

El procesamiento ocurrió el pasado 9 de mayo pero se dio a conocer este fin de semana, y tuvo lugar tras el testimonio clave del suboficial Juan Guillermo Orellana Bustamante, mecánico tripulante del helicóptero militar H225 “Puma” desde el cual en octubre de 1973 se arrojaron vivos al mar a Quijada, Fernandois y Vargas.

Testimonio

Según informó el diario chileno El Dínamo, Orellana dijo: “Me encontré en el piso con tres personas vivas, que estaban atadas de pies y manos y con la vista vendada”. Además, tenían “un pedazo de fierro amarrado a los pies, por lo que nunca escuché sus voces”.

Y agregó que partieron rumbo al océano los tres prisioneros, él mismo, un misterioso capitán del Ejército vestido de civil, el mayor Emilio Robert de la Mahotiere y el capitán Richter Nuche Sepúlveda, que oficiaba como copiloto.

Orellana reveló que el primero de ellos los reunió y advirtió que “en esta misión a cumplir, tenemos dos caminos a seguir. Primero que cumplamos la misión y segundo que la rechacemos”.

“En esta segunda instancia, nos tomarán prisioneros, trasladados a Tobalaba, se nos realizará un Consejo de Guerra y seremos fusilados por traidores a la patria”, agregó.

Orellana reconoció que estaba a cargo de abrir la puerta, mientras el capitán del Ejército lanzaba a los tres militantes de izquierda al Pacífico. Recuerda que el tercero de ellos, Farías, opuso resistencia pese a estar totalmente atado.

“Quiero hacer presente que el oficial de Ejército que lanzó a las personas que se encontraban amarradas, vendadas y vivas, dentro del helicóptero, me parece que correspondería a Miguel Krassnoff”, denunció Orellana.

“Vuelos de la muerte”

Toda esta información fue comparada con los datos que se tenían sobre las fechas en que habían sido detenidos y, por ello, se pudo procesar a los militares.

Antes del testimonio de Orellana Bustamante los casos anteriores de vuelos de la muerte no habían podido prosperar porque los testigos, también mecánicos tripulantes de los helicópteros, no eran capaces de identificar a las víctimas que eran arrojadas al mar, ya que en muchos casos estaban envueltas en sacos y estaban inmóviles (adormecidos o muertos). Así al no haber cuerpo y no poder identificar a las víctimas, no había enjuiciamiento posible.

De los procesados Mahotiere y Krassnoff ya se encontraban cumpliendo condenas por otros crímenes cometidos durante la dictadura. Mientras que la defensa de dos procesados que se encuentran en prisión preventiva apeló para que puedan continuar el proceso en libertad, beneficio que se le otorgó a uno de ellos, Mardones Díaz, alegando que a sus 91 años se encontraba en muy mala salud y que había tenido un accidente cardiovascular.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje