SALUD Y ECOLOGÍA EN PELIGRO

Mientras multiplica el gasto militar, Trump no dará más dinero al medio ambiente y la salud

Cerca de 25 programas y agencias federales están en peligro de perder fondos bajo la propuesta de presupuesto del presidente Donald Trump para 2019.

foto de archivo
foto de archivo

Este lunes se publicó la propuesta de la administración de Donald Trump para el presupuesto 2019, iniciando una nueva etapa en las discusiones legislativas sobre cómo debería proceder el gobierno el próximo año.

Los recortes propuestos darán lugar a cambios drásticos en los programas de bienestar social y otros esfuerzos del gobierno para mejorar las vidas de los trabajadores en todo el país, así como en los países más empobrecidos que dependen en gran parte de la ayuda estadounidense.

Si bien los programas defendidos por los sectores políticos y civiles progresistas pueden estar en peligro, el presupuesto exige un aumento del 13% en el gasto militar, en comparación con el nivel de gasto del Pentágono en 2017. El presidente está pidiendo US$686.000 millones en gastos de defensa, US$80.000 millones más de lo que el Pentágono recibe actualmente en su ya de por sí hinchado presupuesto.

“Cuando nuestra nación no puede ni regresarle la electricidad a la gente de Puerto Rico, cuando no podemos ayudar a que quienes sufren de adicción a los opioides reciban tratamiento, y cuando no podemos garantizar la educación y la atención médica a todos nuestros ciudadanos, ¿cómo es posible que podamos justificar gastar miles de millones más en armas que no funcionan para luchar contra enemigos que no existen?” dijo Stephen Miles, jefe del grupo pacifista Win Without War en un comunicado publicado la semana pasada, antes del lanzamiento del presupuesto.

Salud y medio ambiente con poco presupuesto

La administración federal está solicitando nuevas inversiones en esfuerzos de planificación familiar, “con énfasis en métodos basados ​​en evidencia, incluida la conciencia de la fertilidad”, lo que para algunos representa promover la abstinencia en vez de los métodos anticonceptivos farmacológicos. A su vez se reducirá el financiamiento para la provisión de anticonceptivos en los países empobrecidos.

“Este presupuesto confirma que Trump y sus compinches de mala reputación, metidos en la Casa Blanca, están empeñados en incluir el dogma religioso y sacar las pruebas, y que la crueldad de su primer año también puede esperarse en el segundo”, dijo Brian Dixon de el Fondo de Acción de Conexión Popular.

El presidente está solicitando una disminución del 10.5 por ciento en los fondos para el Departamento de Educación (DOE). Eliminaría el programa de Condonación de Préstamos de Servicio Público y reduciría el número de planes de reembolso de préstamos basados ​​en los ingresos ofrecidos. Mientras tanto, se gastarían más de US$ 1.000 millones en vales de escuelas privadas, escuelas autónomas y otras iniciativas que desvían los fondos de las escuelas públicas.

La propuesta presupuestaria del presidente aportaría a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) la partida anual más pequeña desde 1990, con una reducción del 34% de su gasto respecto a 2017. Los recortes de fondos para la investigación del cambio climático, el Programa de Educación Ambiental y programas que protegen las aguas estadounidenses quedarían fuera de las acciones a llevar a cabo.

“El presupuesto del presidente Trump es devastador para todos los estadounidenses que valoran el aire limpio, el agua potable y las tierras públicas protegidas”, dijo Rhea Suh, presidenta del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, en un comunicado. “El Congreso debe rechazarlo e invertir en un futuro más limpio, más seguro y más próspero para todos”, sentenció.

Los programas de salud Medicare y Medicaid (conocidos como Obamacare) estarías siendo afectados si este presupuesto se aprueba tal cual. Una de las promesas de campaña de Trump fue la de cerrar dichos programas y dejar sin cobertura de salud accesible a decenas de millones de estadounidenses, dándole un espaldarazo a la multimillonaria industria médica.

Cientos de miles de millones de dólares en recortes a Medicare y Medicaid se recortarían. En las redes sociales, los críticos resumieron el plan del presidente como consistente con la ley de impuestos que firmó en diciembre, con sacrificios provenientes de familias trabajadoras en beneficio de los ricos.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje