Imprimir

Palestina responde a Trump: "Jerusalén no está en venta"

Palestinos dicen que Jerusalén "no está en venta" tras amenazas de Trump de cortar ayuda financiera.

Palestina responde a Trump: "Jerusalén no está en venta".

Palestina responde a Trump: “Jerusalén no está en venta”.

La oficina del presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, recordó este miércoles que Jerusalén “no está en venta”, tras las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de recortar la ayuda financiera a los palestinos.

“Jerusalén no está en venta ni por el oro o la plata”, dijo el portavoz presidencial, Nabil Abu Rudeineh, según informó la agencia oficial noticias palestina WAFA.

Hanan Ashrawi, miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), reafirmó que “los derechos de los palestinos no están en venta”, y consideró que “al reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, Donald Trump no solamente ha violado el derecho internacional sino que también ha destruido por sí solo los fundamentos mismos de la paz y condonó la anexión ilegal de la ciudad por parte de Israel”.

“No seremos chantajeados, el presidente Trump ha saboteado nuestra búsqueda de la paz, libertad y justicia. ¡Y ahora él incluso se atreve a responsabilizar a los palestinos por las consecuencias de sus propias acciones irresponsables!”, aseveró.

Las declaraciones de Ashrawi fueron en respuesta a las palabras que Trump puso en su cuenta de Twitter: “pagamos a los palestinos CENTENARES DE MILLONES DE DÓLARES cada año y no recibimos reconocimiento o respeto. Ni siquiera quieren negociar el tratado de paz con Israel que se venció hace mucho tiempo. Si los palestinos ya no están dispuestos a las conversaciones de paz, ¿por qué tenemos que hacer esos enormes pagos futuros?”, escribió el mandatario estadounidense.

El portavoz de Hamas en Gaza, Fawzi Barhoum, emitió un comunicado en el que señaló que “la amenaza del presidente de EEUU, Donald Trump, de recortar la ayuda a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés) y a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para llegar a unos diálogos, es un chantaje político barato que refleja la manera bárbara e inmoral de Estados Unidos en el trato con la justa causa palestina y los derechos del pueblo palestino”.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, respaldó por su parte mandatario estadounidense y dijo que los palestinos “no quieren negociar, pero piden ayuda. A partir de ahora, no vamos a darles la ayuda, vamos a asegurarnos de que regresen a la mesa de negociaciones y queremos avanzar en el proceso de paz”.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión